cabecera web ccr

Departamento de restauración física y montaje

Funciones

Vista general del departamento de restauración
  • Restauración física

El concepto de restauración no está definido de manera exacta, existiendo un debate abierto entre los expertos en lo que se puede o se debe denominar restauración. En el caso de este departamento, la restauración física se refiere al trabajo que se realiza sobre el material original con el fin de mejorar el estado del mismo y/o reparar desperfectos, en contraposición al concepto de restauración que se desarrolla en el laboratorio fotoquímico, en el que se produce un nuevo material partiendo del original tratando de lograr la mayor fidelidad con las condiciones ideales de origen del mismo.

La restauración física puede tener diversas finalidades: mejorar la imagen o el sonido, relentizar la degradación, preparar el material para que sea posible su visionado en moviola, su proyección, escaneado o tiraje de nuevas copias... 

  • Montaje

El concepto de montaje corresponde a la ordenación del material ya filmado para constituir la versión final de una obra audiovisual.

Restauración física

Nitrato en mal estado

 

Los materiales fotoquímicos (nitratos, acetatos y, en menor medida, poliester) no siempre se encuentran en las mejores condiciones. El paso del tiempo y las condiciones de almacenamiento, así como la manipulación y uso de los mismos conducen a un deterioro del material. Dicho deterioro es debido tanto a procesos químicos o biológicos (descomposición, degradación acética, la existencia de microorganismos...)  como a procesos físicos (tracción excesiva que produce roturas, contacto con superficies que rayan la emulsión, quemaduras por exposición a lámparas con temperatura elevada...) 

 

 

Fotograma con perforaciones dañadas y rotura

 Son muchos los tipos de lesiones que puede sufrir un material fotoquímico: expansión o contracción del material que modifica la distancia entre perforaciones (lo que pone en riesgo el material al hacer un visionado en moviola, una proyección o un escaneado), manchas por descomposición, hongos o suciedad, rotura e incluso pérdida de las perforaciones, roturas transversales o longitudinales, adhesión entre capas contiguas, aumento de la fragilidad del material por encontrarse reseco o, en el caso contrario, riesgo de que por encontrarse húmedo se adhieran capas contiguas con riesgo de desprendimiento de la emulsión dañándose así la imagen o el sonido...

  • Fotograma dañado de
  • Fotograma dañado de
  • Fotograma dañado de

Muestras de diversas lesiones en el nitrato correspondiente a "Le spectre rouge" de Segundo de Chomón, 1907.

 

 

En ocasiones, para mejorar la imagen o el sonido de un material que se encuentra sucio o con restos de adhesivo, éste debe ser tratado con un baño de percloro, alguna disolución jabonosa, alcohol o técnicas de limpieza por ultrasonidos. Aunque en el caso de los materiales con los que trabaja este departamento, por su fragilidad, estado y valor, el proceso se efectúa manualmente.

El trabajo que se realiza en el departamento es minucioso y artesanal, siendo realizado manualmente, en muchas ocasiones trabajando fotograma a fotograma si es preciso, como en el caso de arreglo de perforaciones dañadas o, directamente, desaparecidas del material. 

Si la distancia entre perforaciones es la adecuada y se han perdido varias perforaciones consecutivas, se puede emplear una máquina para hacer pasar los fotogramas dañados, de modo que la cinta adhesiva perforada se va adhiriendo al film reemplazando el materiar desaparecido (imágenes 1 y 2 de la galería). En la tercera imágen puede observarse el resultado (perforaciones de la derecha ya reparadas). En el caso de perforaciones puntuales o materiales en los que ha variado la distancia entre perforaciones la cinta perforada debe recortarse y realizar la reparación perforación por perforación (imagen de la derecha).

  • Cinta para reparar perforaciones
  • Adhesión de la cinta al material
  • Fotogramas con banda derecha reparada
  • Detalle de reparación de perforación

Montaje

Sincronizadora y máquina para realizar empalmes

En ocasiones los materiales que llegan a Filmoteca Española no se encuentran completos o existen partes irrecuperables que deben ser eliminadas. En otros casos, para obtener una versión restaurada, cuando se disponen de varios materiales para el mismo título que se encuentran en distinto estado se seleccionan los fragmentos en mejores condiciones para hacer el montaje de la obra con la mayor calidad posible. También puede ocurrir que se disponga de ciertos materiales incompletos relativos a un título y, posteriormente, se recuperen partes de las que no se disponía. A veces puede ser necesario proveer de colas de protección a los materiales o reemplazar aquellas que se encuentran en mal estado. Estos son algunos de los casos en los que la tarea del montaje, esto es, la unión de distintas partes de un film, resulta necesaria.

Para esta labor el conocido "cortar y pegar" es literal.

 

  

En la imagen de la izquierda se observa una máquina para realizar empalmes empleando cinta adhesiva transparente. Pueden observarse los puntos de anclaje de las perforaciones para situar los fragmentos a unir. A la derecha existe una pequeña guillotina para efectuar un corte limpio en la película. Una vez se tienen encajados y perfectamente alineados los dos materiales, en la parte central se extiende la cinta adhesiva asegurándose de que no queden burbujas de aire y se produce el prensado para lograr su fijación. En este mismo prensado y gracias a unos salientes se hacen las perforaciones en la cinta adhesiva coincidentes con las del fotograma y se corta la cinta adhesiva sobrante. Este proceso, salvo en casos muy excepcionales, se repite volteando el material para fortalecer la unión. En este proceso es esencial realizar los cortes en el nervio que separa los fotogramas y no descuidar en ningún caso la continuidad de la obra salvo que sea inevitable. 

En la imagen de abajo puede verse un detalle de la realización de un empalme por el procedimiento descrito.

 

 

Otro método para realizar empalmes es empleando una máquina de termofusión. En la siguiente galería de imágenes puede observarse el proceso. 

En el caso de esta máquina la guillotina elimina una perforación, por lo que hay que ser especialmente cuidadoso en su utilización. Posteriormente la máquina deja alineados lo dos fragmentos a unir y,  mediante un rodillo caliente, se unen por fusión los dos fragmentos de película. Puede verse que queda un espacio que, caso de dejarse así, produciría un destello por el paso de luz por el mismo, por lo que se procede a oscurecerlo. En el caso de la banda de sonido óptico este espacio de paso de luz se traduciría en  ruido. Una manera de evitar que el sonido del salto se produzca es mediante la reparación con un material adhesivo traslúcido, con el resultado que se muestra en la última imagen de la galería. 

También pueden realizarse empalmes utilizando acetona a modo de adhesivo entre las partes de material a unir. Aplicando presión en la zona de la unión y mediante una reacción química se produce la unión de las partes.

  • Máquina para realizar empalmes por termofusión
  • Corte de material eliminando una perforación
  • Unión de materiales por fusión
  • Unión resultante
  • Cubriendo el espacio transparente
  • Reparando la banda de sonido
  • Resultado final
© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte