cabecera web ccr

Laboratorio fotoquímico

Vista general del laboatorio fotoquímico

Funciones

En este laboratorio se han realizado tareas de restauración, considerando como restauración la obtención de una copia en otro soporte de aquellos materiales que, por su mal estado de conservación, resultan inaccesibles desde su soporte original. Para dicho fin se utilizan técnicas propias de trabajo con materiales fotoquímicos, tecnología digital o una combinación de ambos, trantando de que no sea en absoluto un procedimiento invasivo y así preservar los materiales originales tal y como llegaron al archivo. Es un trabajo extremadamente delicado y específico, ya que el nuevo material resultante debe ser idéntico al original tal y como era concebido y proyectado en su origen. Actualmente el laboratorio no se encuentra aún operativo.

Fases de trabajo

 

Estado de los materiales

Son objeto de trabajo de este laboratorio especialmente los materiales en película de nitrato, que por su antigüedad y naturaleza sufren las consecuencias del paso de tiempo pasando por varios estados de degradación que pueden llevar incluso a la cristalización del material, siendo éste sumamente frágil y delicado.

nitrato degradado
Nitratos despegados

 

Despegar el nitrato

Esta es una de las primeras fases. Si no se interviene a tiempo las capas contiguas de película quedan adheridas resultando imposible su separación. Para evitar esto hay que humidificar el nitrato en una cámara de despegado con humedad y temperatura controlada o, en casos más extremos, intervenir capa a capa humidificando y despegando fragmentos para su posterior recomposición.

Una ves despegado el nitrato, y dependiendo de la finalidad del trabajo, se puede tratar la cuestión en una doble vertiente: si el fin es la preservación se emplearán técnicas propias del fotoquímico si el material lo permite y combinarlo con el escaneado para su restauración digital.

 

 

 

 

Digitalización de los materiales

Un escáner convencional no resulta eficaz para materiales tan delicados, debiendo incluso a procederse a un proceso de escaneado fotograma por fotograma. Es muy frecuente que, una vez despegado el material, algunos de los fotogramas se encuentren en muy mal estado y resulten inservibles. La repetición del fotograma anterior o posterior en buen estado produciría congelación y saltos en la imagen en movimiento, obteniendo un resultado muy artificial. Una técnica posible es utilizar medios informáticos para, teniendo los fotogramas anterior y posterior al segmento dañado, poder generar los intermedios considerando la curva de movimiento para que resulte natural.
La obra, una vez escaneada, puede ser tratada digitalmente para efectuar las pertinentes correcciones de color, etalonaje, etc. Para ello siempre hay que tener en cuenta que la fidelidad al original debe ser la máxima posible.

Kinescopado

Teniendo la obra en formato digital lo más adecuado es reproducirla en soporte fotoquímico, ya que en las condiciones adecuadas la esperanza de vida de éste supera los cien años, preservando así la obra y garantizando el acceso a la misma. Es esto consiste el kinescopado.

Revelado

Una vez kinescopado el material necesita ser revelado prestando especial atención a los líquidos empleados así como a los tiempos y temperaturas necesarios.

 

 

Tiraje de copias

Ya obtenida la obra en soporte fotoquímico nuevo y estable con la mayor precisión y fidelidad al original posible puede ser de utilidad preservar dicho primer material pasando a formar parte del archivo y preservarlo en las mejores condiciones y producir copias para su difusión mediante el uso de positivadoras.

 

 

 

 

 

 

 

Galería de imágenes

  • Vista del laboratorio fotoquímico
  • Cámara humidificadora
  • Detalle de nitrato degradado
  • fragmento de nitrato con fotogramas degradados
  • Fotogramas de nitrato ya despegados
  • Tren de revelado de velocidad variable
  • Detalle del sistema de cambios de filtro mecánico para etalonaje
  • Detalle del sistema de copia de banda sonora óptica
  • Positivadora óptica con ventanilla húmeda de percloro. Permite reducir o ampliar (ej: pasar de 35 mm a 16 mm o a 70 mm)
© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte