Arquitectura de los Museos Estatales

Palacio del Marqués de Dos Aguas

Autor: Hipólito Rovira

Cronología: S. XVIII

Estilo: Barroco. Rococó

Este edificio del siglo XV perteneciente a la familia Rabassa de Perellós, tuvo en sus inicios una estructura gótica siguiendo el estilo de otros palacios valencianos de la época, con fachada con torre almenada y galería corrida en la parte superior.

Reformado totalmente en el XVIII por el primer marqués de Dos Aguas, su fachada barroca fue proyectada por el grabador y pintor valenciano Hipólito Rovira que sustituyó la severidad de la antigua fachada por una gran abundancia decorativa de estilo plenamente rococó. La decoración de alabastro de la portada, obra ejecutada por Ignacio Vergara, contiene elementos iconográficos alusivos a sus propietarios, rematándose el conjunto por una hornacina que alberga una imagen de la Virgen del Rosario.

A lo largo del siglo XIX el edificio sufre otra serie de reformas estructurales, pero fundamentalmente de carácter ornamental tanto en la fachada como en patio interior a partir de relieves y estucos decorados con figuras alegóricas relacionadas con las Bellas Artes y el comercio.

Declarado monumento histórico-artístico en 1941, el palacio fue comprado por el estado en 1949 para ubicar la colección de cerámica donada por Manuel González Martí. En el museo desde entonces se han sucedido numerosas intervenciones que comprenden la restauración del inmueble, mejoras en su infraestructura y la renovación de los espacios museológicos.

Durante los últimos años del siglo XX el Palacio fue restaurado, siguiendo el proyecto del arquitecto Ginés Sánchez Hevia, abriendo sus puertas al público, totalmente renovado, en 1998.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies

  • Entendido