Patrimonio Mundial

Bienes declarados Patrimonio Mundial. Ciudad Vieja de Salamanca

Ciudad Vieja de Salamanca


Castilla y León
1988 

La Ciudad Vieja de Salamanca fue inscrita en la Lista de Patrimonio Mundial en 1988 por constituir uno de los focos esenciales del arte de los Churriguera, cuya influencia en el siglo XVIII se ejerció desde la Península Ibérica a América Latina. La Plaza Mayor de Salamanca es una realización artística única del arte barroco y su Universidad, una de las mejores de Europa, constituye un conjunto de una excepcional coherencia en el corazón de la ciudad histórica

Las primeras noticias de las fuentes escritas romanas hablan de Salmantica, ciudad fundada por los vacceos. En la época romana, Salamanca fue un importante centro comercial debido a sus especiales características de accesibilidad y defensa. Una de las más importantes calzadas romanas, la vía de la Plata, atraviesa la Ciudad Vieja. Durante la dominación musulmana sufrió una época de decadencia. Posteriormente, en el siglo XII, se inicia la repoblación de la ciudad, que alcanza su mayor auge durante el reinado de los Reyes Católicos, época en la que se inicia la construcción de la Catedral Nueva y el edificio de la Universidad. Salamanca se convierte en la ciudad renacentista de gran esplendor gracias al ambiente universitario, propicio a la comunicación de las ideas humanistas, a la riqueza generada por el comercio de la lana y al poderío latifundista de la nobleza.

La ciudad está construida sobre tres colinas en la orilla derecha del río Tormes. Destaca por su tono dorado característico de la piedra utilizada, la piedra de Villamayor, que permite realizar finas filigranas y que por su contenido en hierro se oxida al aire, imprimiendo un color característico. Su morfología urbana mantiene en gran parte la red viaria medieval.

En Salamanca están representados gran variedad de épocas y estilos artísticos, desde el Puente Romano, el románico de la Catedral Vieja, el gótico de la Catedral Nueva y San Esteban, el mudéjar de la iglesia de Santiago hasta el estilo renacentista con obras cumbres como el Palacio de Monterrey y la Casa de la Salina. Pero Salamanca es la ciudad plateresca por excelencia. Aquí se pueden ver los mejores ejemplos del arte plateresco, destacando por encima de todos la fachada de la Universidad. El arte barroco está también representado por la Plaza Mayor, el mayor exponente del estilo barroco churrigueresco de España, construida bajo el reinado de Felipe V. La dinastía de los Churriguera fue asimismo la autora de otros edificios, como la Clerecía, el colegio de Calatrava o la iglesia de San Sebastián. El estilo neoclásico está representado en el Palacio de Anaya.

Es a su Universidad a la que la ciudad debe sus características esenciales. El remarcable conjunto de edificios de estilo gótico, renacentista y barroco que se levantaron, del siglo XV al XVIII, en torno a una institución que se proclamaba "Madre de las Virtudes, de las Ciencias y de las Artes", hace de Salamanca un ejemplo excepcional de antigua ciudad universitaria en el mundo cristiano. La Universidad se organizó sobre el modelo de una asociación de alumnos: universitas studentium, como en Bolonia. Durante esta primera fase, y hasta el siglo XV, se impartían las clases, al igual que en otras universidades, en edificios eclesiásticos o en locales alquilados por la Universidad. La ceremonia de graduación tenía lugar en una capilla de la Catedral Vieja y esta tradición continuó hasta 1843. Posteriormente se construyeron las Escuelas Mayores, agrupadas alrededor de un patio central, así como las Escuelas Menores. La ciudad albergaba paralelamente un gran número de colegios, instituciones esencialmente caritativas y muy ligadas a la Universidad. Entre ellos podemos destacar el Colegio de los Irlandeses, el más bello ejemplo de los colegios renacentistas, construido para albergar a los estudiantes de este país. La universidad y las instituciones asociadas a ella se convierten así en una referencia en la Europa de la época.

 

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte