Columna derecha

Lectureando con…

'Libropincho': bocados de buena literatura para disfrutar de la lectura en los bares

  • Este proyecto de la editorial La uÑa RoTa, que arrancó en 2010 y en 2017 celebra su tercera edición, acerca la lectura a los bares de Segovia gracias a la publicación de suculentas "tapas literarias", libros de pequeño formato que incluyen textos en torno a la gastronomía de grandes escritores y que los clientes de estos establecimientos obtienen a cambio de una consumición

Logo La uNa RoTa

Leer alimenta nuestra mente. Los libros nos ofrecen un sinfín de sabores que podemos probar, disfrutar e incluso devorar. Y ¿qué mejor para abrir el apetito lector que degustar pequeñas tapas literarias en esos lugares de encuentro tan nuestros como son los bares? Así nació ‘LibropinchoNueva ventana, una iniciativa que la editorial La uÑa RoTa cocinó por primera vez en 2010 para celebrar el Día del Libro y la XVIII Semana de la Cocina de Segovia.

Este curioso proyecto, que marida buena literatura y comida y que cuenta con la colaboración de la Concejalía de Cultura de Segovia, busca acercar la lectura a lugares aparentemente alejados del mundo de los libros como son los bares ¿Cómo? Pues ofreciendo a los clientes de varios locales de restauración segovianos un pequeño libro con fragmentos de textos de grandes autores a cambio de su consumición. Libros centrados en el mundo de la cocina, el vino y la buena mesa que, tal cual píldora literaria, intentan enganchar a todos cuantos pasan por allí a la lectura. Son libros de pequeño formato, aliñados con mucho humor e ilustrados por dibujantes de primer nivel que se convierten en una tapa perfecta con la que acompañar una caña, una copa de vino, un café... Un aperitivo ideal para ser compartido en los bares o donde sea, porque los libropinchos también se pueden “consumir” en la web del proyecto en formato digital, abriéndonos el apetito y las ganas de conocer la obra original de la que procede ese texto o de buscar otros “guisos” literarios igualmente deliciosos.

Maldita sea el agua, Porca miseria o ¿Carne o pescao? son los sugerentes títulos de algunos de los libropinchos de la primera edición que incluyeron fragmentos con toques humorísticos de, entre otros, Apuleyo, Chesterton, Julio Camba, Leonardo da Vinci y Quevedo. En 2016, el menú principal de los tres libropinchos fueron textos de Cervantes, mientras que este año los clientes de los bares segovianos han podido degustar una tapa titulada Los bares que amé, un texto extraído de la autobiografía de Luis Buñuel. El proyecto sigue creciendo y, en 2017, también los locales de Valladolid han podido disfrutar de tres libropinchos realizados con motivo del bicentenario del nacimiento de Zorrilla.

Así, a fuego lento, gracias a la implicación de muchos locales que apostaron por el proyecto, se ha creado en Segovia de una red de bares por la cultura que colabora en otras iniciativas culturales. Y es que ‘Libropincho’ demuestra que un bar, además de ser un lugar de encuentro donde hablar con los amigos mientras compartimos una copa o disfrutamos de una rica comida, también puede ser un sitio ideal para leer.

¡Buen provecho y… buena lectura!

Lectureando con... el equipo de La uÑa RoTa

1. ¿Cómo, cuándo y por qué surgió la iniciativa?

Los libropinchos son libros ilustrados de reducido tamaño (8 x 8 cm) que abordan, a través de fragmentos de textos de autores y épocas diversas, el mundo de la gastronomía, el vino y de las buenas maneras, todo ello aliñado con mucho humor. Publicamos los primeros el 23 de abril de 2010 para celebrar el Día del Libro y la XVIII Semana de la Cocina en Segovia. La publicación se reanudó el 23 de abril de 2016 y nuestro deseo es seguir publicándolos cada Día del Libro.

Surgió como un proyecto lúdico y divertido para degustar de forma gratuita, a cambio de una consumición –es una tapa para leer– en los bares o en casa o en la calle, en silencio o en voz alta.

Libropincho Los bares que amé

2. ¿Con qué expectativas? ¿qué objetivos persigue?

Como editores nos parece importante participar del tejido cultural de la ciudad donde se encuentra la editorial. Creemos que una editorial se comunica con la comunidad a través de los libros que publica. Editar, a fin de cuentas, es organizar un catálogo que formule propuestas de lectura y confiera un sentido al acto de leer. Esto es uno de los objetivos de la editorial desde su fundación, en septiembre de 1996.

En este sentido, en 2016, con motivo del vigésimo aniversario de La uÑa RoTa, organizamos la primera edición de ‘Inéditas’, un encuentro que pretender ser anual en torno al libro y a la lectura; y en el espacio de la editorial, que abrimos hace dos años, programamos coloquios con autores y talleres de escritura y lectura tanto para niños como para adultos.

Con el 'Libropincho' buscábamos un medio de contactar con un público mayoritario, de todas las edades y clases sociales, tanto autóctono como foráneo. Así, el objetivo principal es ofrecer una serie de textos de calidad que a la vez entretengan y hagan reflexionar. Textos que, por su breve extensión y temática, también por su ingenio –el humor importa–, inviten a ser compartidos y leídos incluso en voz alta. Y al tratarse de fragmentos extraídos de varias obras, la mayor parte son clásicas, motivar a los interesados en conocer su procedencia a leer el libro original.

Libropincho Ermitas de Baco

3. ¿A qué público está destinada?

Segovia es una ciudad turística, Patrimonio de la Humanidad, donde, de un tiempo a esta parte, se están desarrollando proyectos culturales interesantes. Una ciudad próxima a Madrid cuyo negocio principal es la hostelería y la restauración. Los libropinchos, como píldoras de lectura, están, por tanto, dirigidos a todos los públicos, tanto a los lectores habituales como a quienes no acostumbran a leer, tanto a quienes viven aquí como a quienes vienen a visitarla.

El bar es el lugar de reunión por excelencia en nuestro país. Y particularmente en Segovia, conocida por sus tapas y su gastronomía. Pensamos que el bar y el restaurante sería un buen espacio donde difundir la lectura, que, en este caso, va acompañada de una serie de ilustraciones que encargamos a dibujantes de prestigio, como Daniel Montero Galán, Óscar del Amo o Quique Palomo.

4. Coméntanos brevemente cuál es la mecánica del proyecto, en qué consiste

Este proyecto recibe el nombre de Libropincho porque el contenido, formato y extensión de los títulos editados, lo convierten en una perfecta «tapa» con la que acompañar una buena copa de vino, una caña, un café, té o un refresco; un «aperitivo» ideal para, por ejemplo, entretener la espera de una comanda.

El mecanismo es el siguiente: buscamos textos relacionados con la gastronomía y la bebida, principalmente el vino. Un libropincho puede contener textos de varios autores y de diferentes épocas, desde la Grecia Antigua a la actualidad, como en la edición de 2010 Nueva ventana, con textos de Charles Lamb, Francisco de Quevedo, Chesterton, Apuleyo, James Boswell, Julio Camba, Ramón Gómez de la Serna y Leonardo da Vinci. Pero también puede contener un texto de un solo autor, como los tres libropinchos de 2016Nueva ventana, que reúnen fragmentos procedentes de distintas obras de Miguel Cervantes, siempre relacionados con la vianda, la bebida o las costumbres culinarias. O el libropincho de 2017 Nueva ventana, que incluye un solo texto firmado por Buñuel titulado Los bares que amé extraído de su autobiografía.

5. ¿Cómo ha evolucionado desde su lanzamiento? ¿Habéis introducido algún cambio importante?

Hemos ido tomando nota de algunos errores, sobre todo relacionados con la distribución y la entrega final del ejemplar del libropincho al cliente del bar. Advertimos que, debido al trajín de los bares, sobre todo si están llenos y no se da abasto, el camarero no siempre podía ofrecer el libropincho al cliente. O bien se olvidaba o prefería aparcarlo a un lado a causa del estrés. Por eso, decidimos hacer un seguimiento del proceso de distribución para obtener una mayor eficiencia. Y hablar en persona con cada uno de los dueños y camareros de los bares interesados en participar. En esta última edición, tras recabar varios testimonios, propusimos a los bares la posibilidad de colaborar económicamente: 50 euros por establecimiento a cambio de un número determinado de libropinchos. Lo que buscábamos era que los bares se implicaran y, de alguna forma, se sintieran partícipes del proyecto. Esto es, que lo hicieran suyo y explicaran a sus clientes, ya fueran habituales u ocasionales, en qué consiste el proyecto. Y de esta forma pusieran sobre la barra del bar un libropincho con la misma gracia que invitan a una tapa con cada consumición. El resultado no ha podido ser más satisfactorio. Tanto es así que, a raíz del último libropincho, en Segovia se ha creado una «red de bares por la cultura» a fin de colaborar en otras iniciativas.

Por otro lado, hemos abierto una web Nueva ventana donde facilitamos la visualización de los contenidos de los últimos libropinchos digitalizados.

Por último, recibimos el encargo de La Casa José Zorrilla y el Ayuntamiento de Valladolid de editar tres libropinchos Nueva ventana con motivo del bicentenario del nacimiento de José Zorrilla, de manera que durante este año estos libropinchos de distribuyen en bares de Valladolid.

Libropinho Badulaques

6. ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención respecto a la respuesta del público desde que comenzasteis?

Nos sigue sorprendiendo que los lectores busquen los libropinchos por los bares de la ciudad para completar así la colección. Y es agradable encontrarse en un bar y oír a alguien leer en voz alta un texto del libropincho –como si fueran tuits o una noticia de periódico– y generen conversaciones.

7. ¿Con qué dificultades os habéis ido encontrando?

Principalmente con la financiación. Si bien la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Segovia ha colaborado económicamente desde un principio, es un proyecto que, para funcionar, necesita también del apoyo de los bares y restaurantes.

Otra dificultad que tuvimos en los comienzos, ya resuelta, fue la distribución. Nos costó que los responsables de los bares, pieza fundamental de este rompecabezas, comprendieran la razón de ser del proyecto y se implicaran en el proceso.

8. Cuéntanos brevemente qué recursos fueron necesarios para poner en marcha la iniciativa

Imaginación, trabajo en equipo, tiempo para leer y encontrar textos de interés, un buen ilustrador, un buen diseñador, bares con inquietudes culturales y una buena imprenta. Y sí, también, desde luego, un patrocinador que se comprometa a largo plazo con el proyecto.

Libropincho La apuesta

9. ¿Cuál es tu balance personal del proyecto?

Creemos que está siendo un balance positivo. Pensamos que el 'Libropincho', si se sigue publicando año tras año, puede convertirse en una iniciativa estable de invitación a la lectura. Aunque se reparten el Día del Libro, los bares siguen dándolos a los clientes durante las semanas siguientes, hasta que se agotan. También los entregamos, a modo de obsequio, en ferias del libro y a quienes visitan el espacio de la editorial.

10. ¿Qué consejos darías a otras personas que se estén planteando poner en marcha una iniciativa similar a la vuestra?

No somos muy partidarios de dar consejos. Pero nos parece importante esforzarse en escuchar y dialogar con la comunidad donde uno vive y trabaja. Y luego lo de siempre: si se te ocurre una idea, ponerle muchas ganas, buscar los medios y perseverar para llevarla a buen puerto.

Cerrar

Datos de contacto

'Libropincho'

Ediciones La uÑa RoTa

Entidad colaboradora: Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Segovia

Apdo. 380

40080 Segovia

Teléfono: 649254889

ediciones@larota.es e-mail

www.libropincho.es Nueva ventana

Subir