Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. 2018
  3. Septiembre
  4. Mundo Libro
  5. DíaB-2018

21 de septiembre, Día Internacional de la Bibliodiversidad

19/09/2018

Mundo Libro

  • La Alianza Internacional de Editores Independientes (AIEI) impulsa desde el año 2010 esta jornada con el objetivo de animarnos a reflexionar sobre la importancia de la pluralidad de contenidos en el mundo del libro
Cartel oficial del Día Internacional de la Bibliodiversidad

¿Te imaginas un mundo en el que solo existiera un tipo de libros? ¿O en el que todos los libros que se pudieran leer trataran siempre los mismos temas o nos ofrecieran siempre una misma visión del mundo? ¿O que estuvieran protagonizados por personajes siempre similares? ¿O escritos con un mismo estilo o publicados solo en algunas lenguas?...

Para reflexionar sobre la importancia de la diversidad cultural y la pluralidad de contenidos en el mundo del libro, desde el año 2010 celebramos, cada 21 de septiembre, el Día Internacional de la Bibliodiversidad Nueva ventana, también conocido como ‘Día B’, una iniciativa propuesta por un grupo de editores reunido en la Alianza Internacional de Editores Independientes (AIEI). Además de promover su celebración, en el año 2014 esta alianza, que agrupa a más de 550 editoriales independientes de medio centenar de países, definió 80 recomendaciones y herramientas a favor de la bibliodiversidad PDF que fueron firmadas por más de 400 editores independientes provenientes de 45 países. En ellas se establece un conjunto de bases necesarias para el desarrollo, el sostenimiento y la vitalidad de la bibliodiversidad en el mundo. Porque todos somos diferentes y tenemos intereses, gustos, necesidades, aficiones, sueños y realidades distintas, necesitamos poder acceder a libros diversos.

Todos estamos implicados en la bibliodiversidad

La diversidad editorial enriquece la vida cultural e intelectual de nuestra sociedad, completa nuestra visión del mundo y favorece una educación más inclusiva. Y aunque en este objetivo las editoriales (en particular las editoriales independientes) juegan un papel esencial, la bibliodiversidad requiere la implicación de otros muchos agentes, comenzando por los autores, que tienen en sus manos la posibilidad de ofrecernos historias y personajes variados y diferentes, y siguiendo por los libreros, que buscan propuestas más allá de los best-sellers y las tendencias y modas pasajeras; los bibliotecarios, que seleccionan las obras que formarán parte de la colección de la biblioteca y nos proporcionan una muestra de libros capaz de responder a un amplio abanico de necesidades y gustos; los docentes, que inculcan en sus alumnos la maravillosa costumbre de tener una mirada curiosa a la hora de sumergirse en la lectura; las instituciones públicas y privadas, que tenemos el compromiso de fomentar la diversidad cultural en nuestros ámbitos de actuación; y por supuesto, los lectores, que al elegir nuestras lecturas contribuimos a cimentar un ecosistema lector diverso y más rico.

Editoriales y librerías independientes, motores de la bibliodiversidad

Aunque no están solos, los editores juegan un papel esencial en la promoción de la diversidad en el mundo del libro. Pero si bien los grandes grupos editoriales colaboran para que el ecosistema del libro sea más diverso y sostenible, la bibliodiversidad es un concepto más ligado a las editoriales independientes, esas que apuestan por libros diferentes, que no se ven fácilmente en los grandes escaparates y que suelen escapar de los canales más comerciales. Buscan menos la rentabilidad económica, también necesaria para seguir adelante, y más la satisfacción de haber compartido con sus lectores esos “otros” libros que suelen identificarse por su calidad literaria, su pluralidad y su aporte cultural. Editoriales que, en definitiva, nacen y tienen su razón de ser en el descubrimiento de libros imprescindibles para los lectores, aunque a menudo al margen de los gustos mayoritarios y con frecuencia con una oferta menor a la de las editoriales más grandes. Según el Avance de la Panorámica de la Edición Española de Libros 2017 Nueva ventana, el pasado año hubo un total de 3.032 agentes editores con actividad, de los cuales 2.710 (casi el 90%) publicaron menos de 50 libros. La mayoría de las editoriales españolas (más del 76% según la misma fuente) son de tamaño pequeño. Sin embargo, la concentración en la producción se afianza años tras año: en 2014 el 60% de la edición recayó en un total de 242 editoriales, una cifra que ha ido en descenso en los últimos años, bajando hasta las 202 editoriales en 2015, 199 en 2016 y 189 en 2017.

Álbum Barcelona

Pero además de esa labor independiente, con frecuencia los sellos buscan alianzas con otras editoriales de perfil similar o con las propias librerías para poner en marcha proyectos o demandar mayor atención a la importancia de la diversidad. De ahí iniciativas como la Asociación Àlbum Barcelona Nueva ventana, nacida en 2017, de la que ya forman parte 22 editoriales independientes de literatura infantil; Contrabandos Nueva ventana, la Asociación de editores independientes de libro político; o el Grupo Contexto Nueva ventana, una asociación de editores independientes reconocida en 2008 con el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural. Su objetivo es colaborar en iniciativas y actividades difícilmente asumibles por cada una de ellas individualmente, poniendo en marcha un proyecto diferente que aboga por la pervivencia de un mercado editorial literario que sea eficiente para difundir la buena literatura.

La librería ejerce también un papel esencial en la promoción de un mundo de libros más variado. Por toda la geografía española proliferan las librerías independientes convertidas en centros culturales activos, de difusión especializada, que se convierten en referentes de su entorno. El último Mapa de Librerías PDF, publicado por CEGAL con apoyo de este Ministerio, identifica un total de 3.967 librerías independientes en España. Y al igual que las editoriales, en el mundo de las librerías independientes es frecuente encontrar iniciativas dirigidas a fomentar la colaboración mutua. De ahí uniones como ‘Librerías con Huella’, un grupo de librerías independientes españolas con un ideario común impulsada por la Librería Cervantes de Oviedo, Oletvum (Valladolid), la Librería Luces (Málaga) y la Librería Gil de Santander (Premio Librero Cultural 2013). Precisamente esta última es la organizadora de la Muestra de Editoriales Independientes ‘Fieramente Independientes’ Nueva ventana, una iniciativa que nace con el objetivo dar mayor visibilidad a las editoriales independientes y que refleja la complicidad que muchas veces alcanzan las editoriales y librerías independientes.

Logotipo de 'La Conspiración de la Pólvora'

También reducida en su composición, es La conspiración de la pólvora Facebook, una alianza de tres librerías independientes (Letras corsarias, en Salamanca; Intempestivos, en Segovia; y La Puerta de Tannhäuser, en Plasencia, Cáceres), que organizan conjuntamente presentaciones de libros y editoriales así como otras actividades fuera de los circuitos habituales y del eje cultural Madrid-Barcelona. Su labor ha sido reconocida con el Premio Nacional de Fomento de la Lectura 2016.

Librerías L Facebook es otro ejemplo de unión en este ámbito. Se trata de una agrupación formada por más de un centenar de librerías repartidas por 60 ciudades de España y creada con el fin de dar mayor visibilidad a sus fondos.

Logotipo Club Kirico

Pero además, no podemos olvidar que los libreros son prescriptores por naturaleza, que su trabajo diario, movido por su pasión por los buenos libros, es un valor seguro a la hora de guiarnos a los lectores en la búsqueda de “nuestro” libro. Para ayudarnos a orientarnos en un mundo de lecturas tan amplio (según el Avance de Panorámica de la Edición Española de Libros el año pasado de registraron en la Agencia del ISBN 89.962 títulos, en su gran mayoría primeras ediciones) y con multitud de posibilidades, tenemos muy buenas iniciativas, como Los libreros recomiendan Nueva ventana, un portal promovido por CEGAL y que cuenta con apoyo de este Ministerio en el que 1200 libreros recomiendan a los lectores los libros que más les han gustado. En esa misma línea, pero especializados en diferentes ámbitos, cabe destacar el Club Kirico Nueva ventana, centrado en el terreno de la literatura infantil y juvenil, y Zona Cómic Nueva ventana, vinculado al mundo del cómic y la novela gráfica.

Otros espacios para encontrar "otros" libros

Aunque cada vez es más habitual que los catálogos de las editoriales independientes se “cuelen” en las ferias del libro más tradicionales, en los últimos tiempos van proliferando los salones concebidos expresamente para servir de escaparate a obras difíciles de encontrar en los canales comerciales habituales y que reflejan un ecosistema del libro más rico y variado.

Cartel 'Inclasificables' 2018

Entre los eventos de este corte que se celebrarán próximamente, encontramos iniciativas como el III Festival Bookstock Nueva ventana, organizado por la revista Jot Down con apoyo del Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (CICUS), el Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS) del Ayuntamiento de Sevilla y la librería Caótica. El festival, dedicado a la música y a la literatura, llevará a Sevilla el 22 y 23 de septiembre a una treintena de editoriales “indies” para exponer de primera mano sus catálogos. También por esas fechas, del 21 al 23 de septiembre, se celebrará en la Biblioteca Pública Casa de las Conchas de Salamanca el 7º Encuentro de Editores Inclasificables Nueva ventana, otro espacio en el que encontrar propuestas editoriales personales y arriesgadas de varios sellos “inclasificables” que quieren compartir las experiencias en la periferia del mundo editorial. Ya en octubre, los días 6 y 7, se celebrará Liberisliber, Feria de Editoriales Independientes Nueva ventana, que traducido del latín sería algo así como “el libro que te hará libre”. Se trata de una de las iniciativas más sobresalientes y longevas, pues se celebra desde el año 2010, convirtiendo cada año la localidad gerundense de Besalú en el lugar de referencia para todos los que aman y practican la bibliodiversidad. Este año contará con la presencia de 63 editoriales que ofrecerán libros destinados a aquellos que buscan lecturas distintas. Y el día 6, en Madrid, se celebrará el V Festival de Microedición y Guantazos ¡Hostia un libro! (HUL) Nueva ventana, un evento que reúne stands de editoriales independientes, proyectos de autoedición, fanzines e ilustración con un programa de actividades culturales y talleres infantiles. Como novedad, este año se estrena el I ENDEI norte Facebook, un evento impulsado por los organizadores del Encuentro de Editoriales Independientes (ENDEI) que cada año, desde 2014, se celebra en Castellón y que ahora se extiende a Zaragoza. Será los días 17, 18 y 19 de octubre en el marco del Salón Profesional del Libro de Ejea de los Caballeros.

Más atrás en el tiempo hay que mencionar iniciativas tan variadas en sus planteamientos y temáticas como, entre otras, el Festival de cómic de autor y edición independientes GRAF Nueva ventana, celebrado el pasado mes de marzo en Barcelona. A lo largo de tres días, GRAF da a conocer lo más destacado y original del panorama de la ilustración y el cómic auto y microeditado, así como las obras de algunas de las más importantes editoriales de novela gráfica y cómic de autor; la Feria de Libros de Arte Libros Mutantes Nueva ventana, que tuvo lugar en abril en Madrid; Literal 2018 Nueva ventana, la Feria de ideas y libros radicales que acogió Barcelona en mayo; o el Festival Poetas 2018 Nueva ventana, celebrado en junio en Madrid.

Las bibliotecas, referentes de la bibliodiversidad

Volviendo a la importante labor de los diversos agentes implicados en el mundo del libro para que el ecosistema lector sea más variado, no podemos olvidarnos del papel fundamental que desempeñan las bibliotecas y los servicios de lectura pública. Son, en sí mismas, una muestra de la diversidad en el mundo del libro: desde diversidad de formatos, contenidos y materias, hasta diversidad de lectores (reales y potenciales) a los que está destinada su misión principal. Esto les “obliga” a mimar especialmente el proceso de selección bibliográfica, permitiéndoles conformar una colección heterogénea para todos los gustos, necesidades y personas. La bibliodiversidad es un objetivo común y siempre presente en la mente de los bibliotecarios españoles, además de una de las prioridades de la acción que realizan instituciones internacionales como la IFLA o UNESCO, tal y como reflejan en su manifiesto a favor de la biblioteca multicultural PDF.

Logotipo Asociación Lectura Fácil

También es especialmente reseñable la apuesta decidida de las bibliotecas en los últimos años por impulsar la lectura fácil con la incorporación de libros de este tipo en sus catálogos o la puesta en marcha de clubes de lectura especialmente dirigidos a personas con dificultades lectoras. En esta tarea los bibliotecarios no están solos, pues cuentan con el apoyo de asociaciones de lectura fácil como la Asociación Lectura Fácil Nueva ventana (Cataluña) que, junto a otras entidades de otras comunidades autónomas, han creado la Red de Lectura Fácil Nueva ventana. La creciente apuesta de algunas editoriales en la creación de libros de lectura fácil (La Galera, Ediciones Beta o Almadraba, entre otras), también está facilitando la entrada de este tipo de libros en las librerías.

El apoyo institucional

Igualmente destacable son diversas las líneas de actuación impulsadas desde las instituciones públicas.

Logotipo de la editorial Media Vaca (Valencia)

En el caso del Ministerio de Cultura y Deporte, y concretamente desde la Subdirección General de Promoción del Libro, la Lectura y las Letras Españolas, la actuación se estructura en distintos ejes. Uno de ellos tiene como finalidad reconocer la labor de los distintos agentes de la cadena del libro, una labor que generalmente lleva implícita su apoyo a la bibliodiversidad. En esta línea cabe mencionar el Premio Nacional a la Mejor Labor Editorial Cultural Nueva ventana, que reconoce a aquellas editoriales que se hayan distinguido, a lo largo de toda su trayectoria, por enriquecer la vertiente cultural del libro español al margen de criterios puramente comerciales. Desde sus comienzos, en el año 1994, este premio ha recaído en editoriales como Tusquets, Anagrama, Alianza Editorial, Gredos, Pre-Textos, Ediciones Cátedra, Renacimiento, Ediciones Siruela, Ediciones Hiperión, Ediciones Sígueme, Galaxia/Círculo de Lectores, Editorial Crítica, Gadir Editorial, Kalandraka, Turner, Antonio Machado Libros, Kairós, Austral o Media Vaca, reconocida en 2018 “por el cuidado exquisito del catálogo, la calidad de sus libros, el respeto a los lectores y al resto de agentes de la cadena del libro” Nueva ventana . También el Premio Nacional de Fomento de la Lectura Nueva ventana, que desde su puesta en marcha en 1994 ha reconocido iniciativas e instituciones como la ONCE y su Fundación, el programa La Estación Azul y la Fundación CNSE para la Supresión de las Barreras de Comunicación, la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles (ACLEBIM), el blog ‘Ana Tarambana’ de Ana Garralón, la alianza de librerías ‘La conspiración de la pólvora’ o la revista Babar.

CEGAL y la FGEE son otras de las instituciones que anualmente reconocen la labor de libreros y editores independientes a través de sus respectivos premios. En el caso de CEGAL, con el Premio Librería Cultural Nueva ventana que otorga desde el año 2000 y que el pasado año recayó en las librerías Proteo-Prometeo (Málaga); o el Premio Libro Kirico Nueva ventana , que en 2017 fue concedido a 'Max y los Superhéroes', de Rocío Bonilla y Oriol Malet, y 'El viaje', de Francesca Sanna, traducido por Susana Rodríguez Álvarez. Y desde la FGEE, con el Premio “Boixareu Ginesta” al Librero del Año Nueva ventana, que en 2018 ha recaído en la Llibreria Paideia (Sant Cugat del Vallès, Barcelona), que recibirá el galardón el próximo 4 de octubre en el Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA) en el marco de las actividades de LIBER.

Logotipo del Ministerio de Cultura y Deporte

Otro eje de actuación del Ministerio en apoyo a la bibliodiversidad son las propias ayudas a la edición Nueva ventana. Precisamente su finalidad es garantizar la edición de aquellas obras que, a pesar de tener una relevancia cultural sobresaliente, tienen un alcance comercial reducido, contribuyendo al enriquecimiento del patrimonio bibliográfico español. El impulso a la bibliodiversidad también se hace patente en las ayudas que concede el Ministerio a las librerías Nueva ventana y es, además, uno de los objetivos estratégicos del Sello de Calidad para Librerías Nueva ventana, un distintivo con el que se busca “fomentar la diversidad del patrimonio bibliográfico mediante la protección de una red de librerías que ofrezca tanto los libros de rápida rotación como aquellos de fondo”.

"Los libros son una forma de la felicidad: esa felicidad no puede más que aumentar al ser compartida"

Jorge Luis Borges

Subir