Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. 2017
  3. Octubre
  4. Observatorio de la Lectura y el Libro
  5. El tercer grado lector bibliotecario

El tercer grado lector bibliotecario

19 de octubre de 2017

  • Con motivo de la campaña #EstoyenlaBiblio y la celebración del Día de la Biblioteca hemos adaptado al universo bibliotecario nuestra sección El tercer grado lector, el interrogatorio que mensualmente hacemos a personas del mundo del libro y la lectura. Es una manera de rendir un humilde tributo a las bibliotecas y, sobre todo, a los bibliotecarios, auténticos héroes cotidianos

Logo Estoy en la Biblio

Uno de las cosas que hace más especiales a las bibliotecas son las personas que trabajan en ellas, los bibliotecarios. Mujeres y hombres que aman lo que hacen y que desarrollan una profesional muy vocacional ayudándonos al otro lado del mostrador de muchas maneras: descubriéndonos algún libro maravilloso o algún autor imprescindible del que no habíamos oído hablar; rompiéndose la cabeza para organizar actividades estupendas para todos los públicos; apostando por seguir aprendiendo, adaptándose a los tiempos para que sigamos encontrando todo lo que buscamos...

Gracias a su esfuerzo y dedicación nos hacen sentir que, al traspasar la puerta de la biblioteca, estamos en nuestra casa. Son responsables de que tengamos ganas de "estar en la biblio". Por eso nos hemos querido acercar a cinco bibliotecarios, que trabajan en diferentes bibliotecas y en distintas localidades, para tener una visión más variada y rica del mundo de las bibliotecas. Contamos con Carmen Delibes, directora de la Biblioteca del Instituto Cervantes de Moscú; Vicente Funés, responsable de la Comicteca de la Biblioteca Regional de Murcia; Marimar Agós, que se autodefine como "bibliotecaria rural" y es el alma de la biblioteca móvil de Aurizberri-Espinal (Navarra); Nieves González, directora de la Biblioteca de Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla; y Pedro Valverde, facultativo del Cuerpo de Archivos, Bibliotecas y Museos con una larga trayectoria en el mundo bibliotecario que actualmente dirige el Área del Libro y la Lectura de la Comunidad de Madrid.

A los cinco les hemos planteado las mismas preguntas para saber, entre otras cosas, cuándo fue la primera vez que visitaron una biblioteca y qué recuerdo tienen de esa visita, cuál es su lugar preferido de las bibliotecas, qué es lo más curioso que les ha pasado allí o que nos den alguna recomendación para que todos podamos disfrutar de unos lugares mágicos donde casi cualquier cosa es posible.

A todas nuestras “víctimas”, muchas gracias por someteros al tercer grado y especialmente por la pasión que transmitís y que sabemos que ponéis en vuestro día a día.

Foto de Carmen Delibes

Carmen Delibes: “Me admira la eficacia con la que las bibliotecas han respondido a los grandes cambios de los últimos años, lo que garantiza que lo seguirán haciendo en el futuro”

Carmen Delibes Senna Cheribbo, Licenciada en Filología Semítica por la Universidad de Granada, es directora de la Biblioteca del Instituto Cervantes de Moscú Nueva ventana. Pertenece al Cuerpo Facultativo Superior de Bibliotecarios de Castilla y León (España) como responsable de cooperación bibliotecaria y de los programas del libro y la lectura. En el Instituto Cervantes ha dirigido también las bibliotecas de Ammán, Roma, Bruselas y Nueva York, desarrollando actividades relevantes en el ámbito de las bibliotecas, la literatura, la enseñanza del español y la gestión cultural.

1. ¿Te acuerdas de cuándo acudiste por primera vez a una biblioteca?

No me acuerdo exactamente cuándo, pero recuerdo que acudí a librerías antes que a bibliotecas. Ambos lugares siempre me han proporcionado sensaciones muy parecidas.

2. ¿Qué recuerdo tienes de esa visita?

El de una experiencia personal mágica y solitaria repleta de imaginación y libertad sin límite en el tiempo que me permitiría desarrollar un mundo interior propio muy importante a lo largo de mi vida.

3. ¿Qué es lo más curioso que te ha pasado en una biblioteca?

Recuerdo más que algo curioso, visitas y eventos especiales sobre todo en bibliotecas italianas y en concreto en Roma donde las hay bellísimas, a menudo escondidas en los edificios y las calles.

Siendo directora de la Biblioteca del Instituto Cervantes de Roma, formé parte del equipo encargado de la creación e inauguración de la Biblioteca Europea en la ciudad, donde participamos todos los Institutos Culturales de las representaciones diplomáticas de los países de la Unión Europea en colaboración con el Ayuntamiento de Roma.

Inauguramos la Biblioteca Europea di Roma coincidiendo con el Día del Libro, en abril de 2006, con un espectáculo y una lectura en el jardín con hombres y mujeres “libro” que recitaron mezclándose con el público el inicio de La biblioteca de Babel en diferentes lenguas; cada uno de ellos se paseaba con un paraguas amarillo con el logo de la recién inaugurada biblioteca, el único color que le fue fiel a Borges en su ceguera, y el público se acercaba y en cada paraguas escuchaba el texto en español, francés, inglés, alemán, eslovaco, húngaro o polaco.

4. ¿Cuál es tu lugar preferido de una biblioteca?

La hemeroteca y la sala de lectura; recomiendo la hemeroteca de la Biblioteca del Instituto Cervantes de Nueva York, en el corazón de Manhattan, en un lugar armonioso y tranquilo, designado sitio histórico de la ciudad de Nueva York en 1966.

5. Tu reino… por qué biblioteca

Entre muchas otras… por soñar en la Antigua Biblioteca de Alejandría, descubrir de la mano de Jorge Luis Borges las librerías y bibliotecas de Buenos Aires, y conocer las bibliotecas particulares en vida de Lev Tolstoi en Yasnaya Polyana y de Pushkin en San Petersburgo.

6. ¿Para qué sueles acudir a las bibliotecas cuando vas como usuario? (Coger libros u otros materiales en préstamo, participar en alguna actividad o taller, estudiar o consultar materiales, etc.)

Cuando lo hago como usuario es para consultar materiales aunque en los últimos años casi siempre he acudido por razones de trabajo para participar o colaborar en alguna actividad cultural.

7. ¿Cuál es la última biblioteca que has visitado como usuario?

La Biblioteca Estatal Federal de Literaturas Extranjeras Rudominó. Los centros culturales son un distintivo de esta biblioteca ubicada en Moscú, y en cuya política está muy presente el ampliar sus representaciones culturales.

Margarita Ivanovna Rudominó fue una bibliotecaria excepcional, fundadora y primera directora de esta biblioteca. Hoy en día se conservan más de cinco millones de ejemplares en 144 idiomas y en su patio hay retratos y esculturas de autores y figuras de las letras.

8. ¿Qué es lo que más te gusta de las bibliotecas?

Me admira la eficacia con la que han respondido a los grandes cambios de los últimos años, lo que garantiza que lo seguirán haciendo en el futuro; me gusta que proporcionen el acceso imparcial y gratuito a la información, a la cultura y al entretenimiento, en la línea tradicional de atención al usuario y ahora también como bibliotecas para la creación, además de compaginar la experiencia individual con la colectiva en programas educativos, culturales y artísticos que las mantienen vivas y activas.

9. ¿Algún descubrimiento reciente del mundo bibliotecario que quieras compartir con otros usuarios? (Puede ser un libro, un autor, un blog, alguna actividad de fomento de la lectura, etc.)

El libro 50 Specialty Libraries of New York City (Chandos Publishing, 2016), resultado de una minuciosa labor del experto bibliotecario Terry Ballard, amante de su ciudad, donde nos descubre algunas bibliotecas menos conocidas, especiales o curiosas, que conviven con las grandes bibliotecas de la ciudad de Nueva York.

Visitar en la Biblioteca Pública de Boston, importante edificio, The Guastavino Room donde podemos admirar la primera gran obra del arquitecto valenciano Rafael Guastavino Moreno que sólo se ocupaba de las bóvedas de los edificios, dejando su huella en numerosas construcciones de EE.UU. y que sería el punto de partida de ellas.

10. Define con una sola palabra qué significa para ti la biblioteca

Magia.Salto de línea

Fotografía de Vicente Funes

Vicente Funés: “Las bibliotecas son de los pocos espacios públicos que no están sujetos a la rentabilidad inmediata y no discriminan a nadie"

Técnico de la Biblioteca Regional de Murcia Nueva ventana desde hace 20 años. Entre sus variopintas funciones se encuentra todo lo relativo a los tebeos, cómics, novelas gráficas, o como quieran llamarlos. En su empeño por hacer que el cómic se normalice como opción cultural y de ocio equiparable al resto de fondos ha desarrollado acciones artístico-bibliotecarias, pasando por bibliokupaciones, y otras programaciones de actividades, más allá del cómic, que han convertido a la Comicteca Nueva ventana en una línea de agitación cultural para el centro. También es responsable de las redes sociales de la Biblioteca, así como del blog. Desde hace dos años colabora con la empresa Infobibliotecas llevando sus redes sociales y blog.

1. ¿Te acuerdas de cuándo acudiste por primera vez a una biblioteca?

Tendría unos 10 años en la antigua Biblioteca del Estado que compartía edificio con el Museo Arqueológico de Murcia.

2. ¿Qué recuerdo tienes de esa visita?

La de entrar en una mansión. Me encantaron las escaleras y el vestíbulo amplio con cuadros y estatuas. Todo muy solemne. Lo mejor subir a la primera planta y encontrar en medio de esa arquitectura los cómics de Astérix y Tintín. En ese entorno los cómics parecían mucho más que tebeos.

3. ¿Qué es lo más curioso que te ha pasado en una biblioteca?

Recibir una denuncia absurda por tener peluquerías clandestinas en el sótano.

4. ¿Cuál es tu lugar preferido de una biblioteca?

Obviamente la Comicteca y el salón de actos (u otros espacios comunes) en los que organizar actividades que se llenen de gente.

5. Tu reino… por qué biblioteca

Por la Comicteca de la Biblioteca Regional de Murcia. Muy obvio.

6. ¿Para qué sueles acudir a las bibliotecas cuando vas como usuario? (Coger libros u otros materiales en préstamo, participar en alguna actividad o taller, estudiar o consultar materiales, etc.)

Quedaría bien decir que voy a prestarme cosas pero con lo que tengo en la mía me va bien por el momento. A alguna actividad que me interese. Pero básicamente para fisgar y copiarm... , quiero decir, inspirarme en todo lo que me gusta.

7. ¿Cuál es la última biblioteca que has visitado como usuario?

Biblioteca Salaborsa en Bolonia (Italia)

8. ¿Qué es lo que más te gusta de las bibliotecas?

Que son de los pocos espacios públicos que no están sujetos a la rentabilidad inmediata y no discriminan a nadie.

9. ¿Algún descubrimiento reciente del mundo bibliotecario que quieras compartir con otros usuarios? (Puede ser un libro, un autor, un blog, alguna actividad de fomento de la lectura, etc.)

No es propiamente de una biblioteca, es una editorial, pero la colección Libropincho de Segovia me ha encantado. Y es factible llevarla a cabo desde una biblioteca. Los bares como aliados de las bibliotecas. Engancha totalmente con la visión que tengo de las bibliotecas.

10. Define con una sola palabra qué significa para ti la biblioteca

Futuro.

Fotografía de Mari Agós

Marimar Agós: “El cuidado con el que está todo pensado me dice mucho de la biblioteca y las personas a cargo de esa biblioteca, así como del uso que hacen de ella las personas de ese lugar”

Bibliotecaria rural en la biblioteca móvil de Aurizberri-Espinal Nueva ventana, el Pirineo navarro. Ha trabajado en la biblioteca de Roncal (también en el Pirineo navarro) y en la de Bera (en el norte de Navarra). Las tres a pocos kilómetros de la frontera, por lo que es habitual en contacto con personas usuarias en tres idiomas: castellano, euskera y francés.

Tiene formación en Comunicación, con especialidad en Periodismo, Audiovisuales y Biblioteconomía y Documentación. Ha pasado parte de su vida profesional en archivos privados o de empresas. También ha trabajado en conservación en el Museo de la Fotografía en Bélgica.

Ha tenido todo tipo de profesiones, pero sobre todo está muy unida al mundo rural, a los oficios ancestrales y a la ganadería, puesto que en su casa son pastores y tienen ovejas latxas de leche. Sus otras pasiones son los animales y viajar. Cosas absolutamente incompatibles.

1. ¿Te acuerdas de cuándo acudiste por primera vez a una biblioteca?

Tenía 7 años y me acababan de escayolar la pierna por un accidente con la bici. Mi aita (padre) me tuvo que subir aupas porque estaba en un 1er piso sin ascensor y me hicieron el carnet mientras yo gateaba por la biblioteca sacando libros de las estanterías. Cuando me iba y la bibliotecaria me dio el carnet, me dijo que podía llevarme libros con él. Me fui berreando por todas las escaleras por decírmelo cuando me iba y no cuando había entrado, ya que no me pude llevar ningún libro ese día, por falta de tiempo.

2. ¿Qué recuerdo tienes de esa visita?

El recuerdo que tengo es de felicidad absoluta, y eso que estuve a un tris de que me echaran en mi primera visita a una biblioteca por gritona.

3. ¿Qué es lo más curioso que te ha pasado en una biblioteca?

De todo, no sabría muy bien qué elegir. Actualmente soy bibliotecaria móvil y voy casa por casa repartiendo libros, así que en las casas me ha llegado a pasar de todo, desde tomarme 7 cafés en una tarde (yo que no tomo nunca café) y literalmente subirme por las paredes, es que la gente te ofrece de todo y te esperan con pastas, café, merienda, etc. sobre todo en invierno; hasta que tuvieran que salir a buscarme por la carretera en un todo terreno por la nevada tan enorme que estaba cayendo. “A punto de ir a buscarte con el tractor hemos estado”, me dijeron.

Una muy graciosa me pasó en otra biblioteca en la que trabajaba, en Roncal, en la que un niño de 4 años me preguntó que a ver dónde tenía escondido al señor que escribía todos esos libros. Ja, ja, ja. Aún me río cuando lo cuento.

4. ¿Cuál es tu lugar preferido de una biblioteca?

Me gusta, bueno, me encanta el txoko infantil. Cómo está decorado, los libros que hay, las mesitas, sillas, alfombras… Es lo que siempre visito en todas las bibliotecas a las que voy. El cuidado con el que está todo pensado me dice mucho de la biblioteca y las personas a cargo de esa biblioteca, así como del uso que hacen de ella las personas de ese lugar. Si es acogedor, si está desordenado o súper ordenado, cómo lo han catalogado… Supongo que será deformación profesional.

5. Tu reino… por qué biblioteca

Hace poco estuve en la Biblioteca Nacional de Grecia en Atenas y… ¡guauuu! Me encantó estar ahí, en ese lugar, aunque siempre he soñado con la de Alejandría, como buena bibliotecaria friki.

Pero en la que me gustaría trabajar de verdad, es en una pequeña biblioteca pública, que además es móvil (creo que es una furgoneta), que han creado este verano un grupo de personas voluntaria y que va por los campamentos de refugiados acercando la lectura por Grecia.

6. ¿Para qué sueles acudir a las bibliotecas cuando vas como usuario? (Coger libros u otros materiales en préstamo, participar en alguna actividad o taller, estudiar o consultar materiales, etc.)

Lamentablemente al coincidir en horario de trabajo con la mayoría de bibliotecas públicas de Navarra, pocas veces voy como usuaria. Para préstamo y servicios básicos tengo la “mía”, así que cuando acudo a alguna suele ser a la Biblioteca de Navarra para algún curso de formación o jornadas profesionales. Me encantaría poder ir sobre todo a ver las actividades que hacen las compañeras porque hay muchísimas geniales y así iría y las copiaría en mi biblioteca, con permiso ¡claro!

7. ¿Cuál es la última biblioteca que has visitado como usuario?

Suelo visitar como usuaria dos bibliotecas, la de Navarra porque siempre tienen todo lo que quiero, tuve que ir a por unos libros de euskera, y de paso ver a mis compañer@s.

Y la biblioteca de Aoiz, un pueblo cerca de mi casa, con biblioteca. Cuando estoy de fiesta o vacaciones, suelo ir a esa biblioteca porque es muy chula, está cerca y no es en la que trabajo habitualmente.

Tengo pendiente la visita a la biblioteca de creación Ubik, en Tabakalera de Donosti, y a Cubit de Zaragoza, que me encantaría visitar como usuaria.

8. ¿Qué es lo que más te gusta de las bibliotecas?

De las bibliotecas me gusta que verdaderamente son instituciones abiertas a todo tipo de personas sin importar su condición. No necesitas nada para entrar, ni carnet, ni papeles, ni una edad determinada, religión o raza. Y que son verdaderos centros/laboratorios de creación y de saber, aunque parezcan instituciones antiguas o con poco movimiento. La realidad es que están en continua transformación.

9. ¿Algún descubrimiento reciente del mundo bibliotecario que quieras compartir con otros usuarios? (Puede ser un libro, un autor, un blog, alguna actividad de fomento de la lectura, etc.)

Un descubrimiento que me ha gustado mucho ha sido el “Juego del Bibliobús”, tipo Juego de la oca que han creado en la Asociación de Bibliotecas Móviles (ACLEBIM). Es una manera muy lúdica de dar a conocer el papel de los bibliobuses y bibliotecas móviles entre las personas lectoras y no lectoras. Como bibliotecaria móvil me quiero hacer con un tablero de juego para las próximas visitas guiadas ;-)

10. Define con una sola palabra qué significa para ti la biblioteca

Paraíso.

Fotografía de Nieves González

Nieves González: “Cualquier persona tiene en sus manos la posibilidad de acceder a la cultura, de leer y estudiar, de formarse, de compartir sus conocimientos, de crear, crecer y convivir ¿Dónde encuentras algo así? Es un servicio único”

Bibliotecaria facultativo de la Universidad de Sevilla, donde ha ocupado diversas jefaturas como la de Gestión del programa de automatización de la Biblioteca con la coordinación del CatCBUA o la de Apoyo a docencia e Investigación con la planificación de la formación en competencias digitales (CI2) y del uso de los medios sociales.

Obtuvo su doctorado en la Universidad de Salamanca y ha sido hasta este curso académico, responsable del Área de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, donde ha impartido diversos cursos en grados y master.

Desde el año 2009 al 2012 ha coordinado el programa ALBA de formación en competencias digitales de la Junta de Andalucía.

Como investigadora participa en diversos proyectos de I+D, como el de “Los espacios virtuales para la promoción del libro y la lectura. Formulación de indicadores para evaluar su calidad y efectividad”, de la Universidad de Valencia; y es miembro del Grupo de Investigación de la Universidad de Sevilla, SEJ506 APPLIED ECONOMICS AND MANAGEMENT.

Desde hace tres años dirige la Biblioteca de Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla Nueva ventana, una de las de mayor tamaño de esta Universidad y de la que se ha propuesto que sea también una de las más activas tanto en la participación en los proyectos de la Facultad como en la oferta de cursos de formación y de espacios diferenciados de aprendizaje.

1. ¿Te acuerdas de cuándo acudiste por primera vez a una biblioteca?

No recuerdo cuando fui por primera vez a una biblioteca pero sí cuando fui consciente del placer de la lectura y descubrí la gran biblioteca de mi padre, que visitaba con mucha frecuencia. Tenía tantos libros que se amontonaban en dos filas por estante, y los más interesantes siempre estaban en la fila de atrás.

Mi padre adoraba su biblioteca y se pasaba allí, trabajando, todo el tiempo que podía.

2. ¿Qué recuerdo tienes de esa visita? Salto de línea Uno de mis hermanos y yo nos pusimos enfermos con varicela y mi madre nos instaló en la biblioteca de mi padre, lejos del resto de los hermanos, éramos siete. No lo olvidaré nunca, leíamos a todas horas, de día y de noche, teníamos todo el tiempo del mundo y toda una colección de libros de historia, geografía, literatura y arte. Recuerdo que descubrí los Cuentos de la Alhambra, de Washington Irving, y las Mil y una noches, que me fascinaron y acompañaron en mi tránsito a la pubertad.

3. ¿Qué es lo más curioso que te ha pasado en una biblioteca?

Algo que me llamó mucho la atención lo vi en la Biblioteca de la Universidad de California, en San Diego. En medio del Learning Commons había un puzle gigante al que los alumnos se acercaban de vez en cuando para mover las piezas y de esa forma despejarse de los estudios. En un rincón estaban situadas algunas bicicletas estáticas para hacer ejercicio, que estaban siempre ocupadas, y unas alfombrillas enrolladas y desplegadas para hacer tablas de gimnasia.

Intento imaginármelo en mi biblioteca y no lo consigo sin ver la cara de estupefacción de mis compañeros...

4. ¿Cuál es tu lugar preferido de una biblioteca?

Siempre junto a los ventanales, donde haya luz natural y vistas que me permitan imaginar y reflexionar lo que acabo de leer.

5. Tu reino…por qué biblioteca

Por la Biblioteca de Aarhus University, en Dinamarca. Entendí toda la transformación de las bibliotecas universitarias de estos últimos años viendo las imágenes de esa biblioteca.

6. ¿Para qué sueles acudir a las bibliotecas cuando vas como usuario? (Coger libros u otros materiales en préstamo, participar en alguna actividad o taller, estudiar o consultar materiales, etc.)

Como usuaria de biblioteca, siempre voy a coger libros o revistas y sobre todo visito la sede virtual para descargar artículos de revistas científicas. Gracias a las colecciones de las bibliotecas electrónicas he podido realizar mi tesis doctoral, publicar artículos científicos y preparar conferencias y cursos profesionales.

7. ¿Cuál es la última biblioteca que has visitado como usuario?

La biblioteca que dirijo. Estamos creando una sección de cine y economía y tenemos unas películas muy interesantes. Además tengo la suerte de que una de mis áreas de investigación es el marketing, y mi biblioteca está especializada en ese tema.

8. ¿Qué es lo que más te gusta de las bibliotecas?

Que es un servicio generoso que se ofrece a los ciudadanos, a las comunidades, sin pedir nada a cambio, sin requisitos (sólo algunos). Cualquier persona tiene en sus manos la posibilidad de acceder a la cultura, de leer y estudiar, de formarse, de compartir sus conocimientos, de crear, crecer y convivir ¿Dónde encuentras algo así? Es un servicio único.

En el entorno universitario se dice que la biblioteca es el único servicio universitario que realmente se cree que es un servicio.

9. ¿Algún descubrimiento reciente del mundo bibliotecario que quieras compartir con otros usuarios? (Puede ser un libro, un autor, un blog, alguna actividad de fomento de la lectura, etc.)

La producción literaria de Siri Hustvedt. En algún momento dije que tenía interés en leer algo de ella, y me regalaron casi toda su producción. Voy devorando uno a uno todos los libros y está siendo todo un descubrimiento. Los primeros han sido más tipo novelas pero los últimos son ensayos. De forma novelada, sin darte cuenta, te va aproximando al mundo del arte contemporáneo, a la crítica del arte, a la observación de la obra desde dentro de la misma y te empuja a encontrar respuestas y a formular preguntas. Y eso que a mí nunca me ha gustado el arte contemporáneo, porque no lo entendía.

10. Define con una sola palabra qué significa para ti la biblioteca

Servicio.

Fotografía de Pedro Valverde

Pedro Valverde: “Llegué a dirigir la biblioteca de la que me expulsaban cuando era niño por liderar una mafia de préstamo clandestino de tebeos”

Doctor en Historia. Es funcionario del Cuerpo Facultativo de Bibliotecas, Archivos y Museos de la Comunidad de Madrid. Ha trabajado en bibliotecas públicas desde 1988. Ha sido coordinador de Bibliotecas Escolares de la Comunidad de Madrid y asesor técnico en lectura escolar. Ha dirigido la Red de Bibliotecas Públicas de Madrid y actualmente el Área del Libro y la Lectura Nueva ventana.

Ha impartido numerosos cursos sobre lectura y bibliotecas y publicado artículos y monografías, entre las que destaca La biblioteca centro de documentación escolar.

1. ¿Te acuerdas de cuándo acudiste por primera vez a una biblioteca?

Sí, cuando tenía ocho años a la biblioteca de Moratalaz. El complemento ideal para un niño que se pasaba medio día jugando en la calle, pero al que también le gustaban los libros y los tebeos.

2. ¿Qué recuerdo tienes de esa visita?

Mi abuelo me llevó para hacerme el carné, porque mi padre estaba trabajando y fue quien firmó mi autorización. Siempre lo recuerdo y se lo agradeceré.

3. ¿Qué es lo más curioso que te ha pasado en una biblioteca?

Llegar a dirigir la biblioteca de la que me expulsaban cuando era niño por liderar una mafia de préstamo clandestino de tebeos. Éramos un poco Los Soprano. Pero, eso es largo de explicar.

4. ¿Cuál es tu lugar preferido de una biblioteca?

Son dos. El primero es fácil de adivinar: la comicteca. Pero, también el mostrador de préstamo, que es el lugar más humano de una biblioteca y en el que más aprendes.

5. Tu reino… por qué biblioteca

La respuesta es difícil. Pero, me inclino por mi gusto por el libro antiguo ¿A qué pensabais que iba a ser una de cómics? Luego, sería la biblioteca de El Escorial en dura competencia con Palacio y la Nacional.

6. ¿Para qué sueles acudir a las bibliotecas cuando vas como usuario? (Coger libros u otros materiales en préstamo, participar en alguna actividad o taller, estudiar o consultar materiales, etc.)

Hasta hace poco, para participar en actividades con mis niños. Actualmente, para el préstamo, aunque nunca llego a tiempo para coger las novedades. Así que me llevo cosas que no pude leer en su día o ensayos, que lamentablemente siempre están disponibles.

7. ¿Cuál es la última biblioteca que has visitado como usuario?

La biblioteca pública de Retiro “Elena Fortún”. Tiene una magnífica colección y un equipo de compañeros excelente.

8. ¿Qué es lo que más te gusta de las bibliotecas?

La conjunción de estas cosas: trato con personas, lectura de libros y escuchar historias, todo en uno.

9. Algún descubrimiento reciente del mundo bibliotecario que quieras compartir con otros usuarios (Puede ser un libro, un autor, un blog, alguna actividad de fomento de la lectura, etc.)

Los clubes de lectura para jóvenes en el universo transmedia. Como decíamos antes: que lean aunque sea la guía de teléfonos. Con esto no quiero decir que la transmedia sea un mal entorno lector.

10. Define con una sola palabra qué significa para ti la biblioteca.

La frase: "Tú, tú y el de las gafas. Fuera". No es una palabra y puede que no venga a cuento. Pero cualquier bibliotecario de infantil me comprenderá, por la paz que deja en tu espíritu cuando se la dices a los adolescentes que te han estado amargando la tarde a ti y a los otros lectores.

Subir