Bienes declarados Patrimonio Mundial. Catedral de Burgos

Salto de línea Catedral de Burgos

Salto de línea Castilla y León Salto de línea 1984

La Catedral de Burgos es una de las obras cumbres del gótico español y la primera representación de la arquitectura gótica clásica en España.

La Catedral de Santa María de Burgos es un templo católico dedicado al culto de la Virgen María, que a lo largo de la historia ha ido acogiendo las corrientes artísticas de cada época. El estilo de la catedral es el gótico, aunque posee, en su interior, varios elementos decorativos renacentistas y barrocos. Entre los elementos de la catedral que destacan de una manera especial están las agujas de la fachada principal, el cimborrio, la Capilla de los Condestables de Castilla, la Escalera Dorada, las puertas del Sarmental y la Coronería y el reloj del famoso "Papamoscas".

Su construcción comenzó en 1221, siguiendo patrones góticos franceses. Tuvo importantísimas modificaciones en los siglos XV y XVI. En la catedral gótica de Burgos se perciben dos fases claramente identificables: la de estilo gótico clásico de los siglos XIII y XIV y la segunda de estilo gótico flamígero protagonizada por la familia Colonia. La construcción de la catedral a lo largo de cuatro siglos refleja el testimonio del genio creativo de arquitectos, escultores y artesanos.

La catedral alberga la tumba del Cid y de su esposa doña Jimena, con lo que el monumento se integra con la historia de la Reconquista de España.

La catedral burgalesa fue declarada Patrimonio Mundial el 31 de octubre de 1984. Es la única catedral española que tiene esta distinción de la UNESCO de forma independiente, es decir, que no está unida al centro histórico de una ciudad como es el caso de las catedrales de Salamanca, Santiago de Compostela, Ávila, Córdoba, Toledo, León o Cuenca; o en compañía de otros edificios, como la catedral de Sevilla.Salto de línea

Subir