Ud está aquí:
  1. Presentación
  2. Bienes declarados
  3. Por año de inscripción
  4. Por año de inscripción

Comunidad Autónoma de las Illes Balears

Ibiza, biodiversidad y cultura

Salto de líneaBalearesSalto de línea1999

Ibiza constituye un excelente ejemplo de interacción entre los ecosistemas marinos y costeros, al tiempo que un importante testimonio de su dilatada historia, especialmente en lo que se refiere a los periodos fenicio-cartaginés y renacentista. Estos valores excepcionales fueron los que le supusieron el reconocimiento de bien mixto Patrimonio Mundial en el año 1999.

Desde la antigüedad, esta isla ha sido un punto estratégico en las rutas de navegación mediterráneas y con los fenicios comenzó su andadura como enclave mercantil. Su rica economía, basada no solo en el comercio marítimo sino en la explotación de las salinas, dio lugar a la creación de numerosas construcciones cuyas huellas han llegado hasta la actualidad. Su estratégica posición la convirtió en escenario de sucesivas luchas por su posesión y en 1235 pasó de manos árabes a cristianas. Cada cultura dejó el eco de su presencia, y entre ellas cabe destacar el asentamiento de Sa Caleta, testimonio excepcional de la urbanización y la vida social de las colonias fenicias en el Mediterráneo occidental; la necrópolis de Puig des Molins, con más de 5.000 tumbas que permiten estudiar los diversos rituales funerarios de los periodos púnico, romano e islámico; y el recinto amurallado de Dalt Vila con gran influencia en posteriores construcciones fortificadas del Nuevo Mundo. Este último, ejemplo de arquitectura renacentista, se realizó por encargo de Felipe II para renovar las antiguas murallas medievales y convertirlas en el baluarte mejor defendido del Mediterráneo Occidental.

A todos estos elementos culturales debemos añadir el valor natural de la isla, con especial atención a la pradera de Posidonia Oceánica. Este endemismo mediterráneo, en excelente estado de conservación, cubre los fondos marinos formando praderas que son especialmente densas en las áreas protegidas por la Reserva Marina y Parque Natural de Ibiza y Formentera.

La indisociable relación del medio marino que baña la ciudad y el paisaje cultural generado ha sido el condicionante que ha fomentado la declaración de este bien mixto, categoría que cuenta en nuestro país con tan solo dos ejemplos.

Subir