Ministerio de Educación, Cultura y Deporte - Gobierno de España

Estados Unidos

Español como lengua extranjera

En comparación con otros países, EE.UU. presenta una política de enseñanza de idiomas muy poco desarrollada. No existe un currículo de enseñanza de lenguas extranjeras a escala nacional, en el que se detallen los objetivos, los métodos de enseñanza y los de evaluación, ni un mandato federal que establezca la obligatoriedad de estas enseñanzas.

Enseñanza preuniversitaria

La enseñanza pre-universitaria pública, en la que cursan estudios más del noventa por cien de la población escolar, es gestionada enteramente a nivel local en lo que a contenidos curriculares se refiere, por lo que existe una gran fluctuación de estado a estado e incluso de distrito a distrito.

No hay que olvidar que las lenguas extranjeras no son materias troncales de ningún currículo en EEUU y por lo tanto no están sujetas a pruebas de medición del rendimiento a nivel estatal o local, como lo están las materias instrumentales, especialmente desde 2002, con la implantación de la Ley Federal "No Child Left Behind".

No obstante, la presencia de la lengua española en el sistema educativo tiene una influencia y presencia en constante crecimiento a la par de su correlato demográfico y así, los principales programas de acercamiento y estudio del español en primaria y secundaria son fundamentalmente tres, con múltiples y diversas variables regionales:

  • Español como lengua extranjera: especialmente en secundaria, organizado por niveles de competencia lingüística (en High School) más que por cursos/edad y diferentes modalidades, incluyendo, con carácter general, español para estudiantes de origen hispano o cursos de A.P. ("advanced placement") para estudiantes avanzados, los cuales les permiten, a su conclusión, obtener créditos universitarios.
  • Programas bilingües de transición "transitional-bilingual": se ofertan en primaria y secundaria y consisten, a grandes rasgos, en ofrecer el currículo en español a los estudiantes recién incorporados procedentes de países de habla hispana. Este sistema conjuga además una parte creciente de instrucción en inglés. El objetivo final es la incorporación gradual de los estudiantes a las clases ordinarias en inglés, "mainstream".
  • Programas bilingües o de inmersión: también conocidos como "dual immersion". El objetivo final de estos programas es lograr alumnos bilingües en ambas lenguas y están dirigidos a estudiantes cuya lengua materna es tanto el español como el inglés. Con carácter general y básico, todos ellos contemplan la instrucción en español e inglés como lenguas vehiculares. Existen variables "total", cuando todo el currículo se imparte en ambas lenguas según una proporción que varía conforme avanzan cursos y "parcial", cuando es sólo una parte del currículo la que se imparte con dos lenguas vehiculares.

Enseñanza universitaria (datos de "El Mundo Estudia Español", publicación del Ministerio de Educación)

La estadística aportada por la Association of Departments of Foreign Languages at the Modern Language
Association (MLA) referida al curso 2002-03 muestra la clarísima preferencia de los universitarios norteamericanos por estudiar español en lugar de otras lenguas.

Desde el curso 1998-99 la matrícula de estudiantes de español subió casi un 14%, crecimiento muy superior al del francés o el alemán, pero inferior al del italiano (29,6%), el japonés (21,1% ) y el mandarín (20%). En términos absolutos observamos que hay 746.267 estudiantes de español, esto es, casi un 40% más que la suma combinada de estudiantes de francés, alemán, italiano, japonés, mandarín y ruso.

En cuanto a titulaciones universitarias de español, se observa un crecimiento sostenido. Según los datos del centro Nacional de Estadística, de julio de 2007, un 57 por cien del alumnado de lenguas extranjeras obtenía su graduación en áreas de conocimiento relacionadas con la Filología Hispánica, seguido a distancia por el francés y el alemán. 

 

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

Logotipo W3C/WAI doble A (WCAG 1.0)