Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Relaciones externas
  3. Colabora
  4. Hazte mecenas
  5. Líneas Prioritarias

Volver

Líneas Prioritarias

1. Encuentros y congresos nacionales e internacionales en torno a la escultura, los museos y las artes

El hecho de que el Museo tenga una de las mejores colecciones europeas de escultura le convierte en un lugar excepcional de diálogo entre historiadores, artistas, profesores, investigadores y conservadores de colecciones escultóricas. Por ello, una de sus líneas de actuación será el promover y organizar Encuentros y Congresos internacionales en torno a la escultura, los museos y las artes.

III Encuentro Internacional de Museos con Colecciones de Escultura

El Museo emprendió en 2010 una línea de actuación, con la celebración del I Encuentro Europeo de Museos con Colecciones de Escultura. En febrero de 2013, celebró el II Encuentro dedicado a la copia, inspirado por la reciente incorporación a la colección histórica del Museo de un gran conjunto de reproducciones artísticas de gran calidad. El III Encuentro reunirá de nuevo a especialistas europeos en octubre de 2016 para presentar sus colecciones y debatir en torno al tema: «Tejné. Hacia una historia material de la escultura»

2. Renovación, ampliación y modernización de su exposición permanente

Es indudable que la personalidad y el atractivo del Museo Nacional de Escultura se cifran en su exposición permanente. Pero «exposición permanente» no debe significar estancamiento ni inmovilidad. El Museo desea abordar sistemáticamente reinstalaciones rotatorias y periódicas o incorporaciones de nuevos fondos, que refresquen la mirada sobre su patrimonio, promuevan nuevas interpretaciones y atraigan nuevos públicos.

En esta línea el Museo tiene en marcha la segunda fase de la rehabilitación de la Casa del Sol para su uso como almacén visitable.

3. Exposiciones temporales

Las exposiciones temporales son un modo veloz y rentable de difundir el arte y el conocimiento: atraen nuevos y numerosos públicos y dan visibilidad al museo. En el Museo Nacional de Escultura las exposiciones temporales son resultado de las más recientes investigaciones, y se conciben como un acto de riesgo y compromiso, de búsqueda de nuevas maneras de contar la historia del arte, de ofrecer nuevas perspectivas críticas, de descubrir valores olvidados o desconocidos.

Un proyecto singular de alta visibilidad:

La obra invitada

A través de LA OBRA INVITADA el Museo Nacional de Escultura desea inaugurar un nuevo modelo de exposición, que pretende acercar a sus visitantes una experiencia excepcional.

Consiste en exhibir temporalmente piezas únicas procedentes de prestigiosas instituciones (museos, colecciones privadas, etc.) que dialoguen con las propias obras del Museo, ya sea en la sede la Casa del Sol o en el Colegio de San Gregorio.

Las obras invitadas se exhibirán junto a las obras de la colección en un espacio destacado, anunciado en distintos puntos del museo, desde la fachada o la puerta de entrada y a lo largo del recorrido del visitante.

Periodicidad: Se organizarán a lo largo del año 3 Obras Invitadas, que se expondrán durante tres meses: febrero a abril; junio a agosto; octubre a diciembre.

Este programa atraerá a los ciudadanos y visitantes que ya conocen el Museo, ofreciéndoles el aliciente de ver a una nueva luz obras que ya conocen, al contrastarlas con esta obra invitada.

Permitirá enriquecer la visita de los nuevos visitantes que no conocen el Museo, destacando como un hito singular en el recorrido por las salas.

Dará ocasión a actividades complementarias para distintos públicos, como talleres escolares, conferencias de conservadores, etc.

Su publico destinatario son por tanto las familias, los escolares, los profesionales y estudiantes universitarios y el público en general.

4. Programas culturales

Las obras de arte no hablan por sí mismas. Por ello, el Museo tiene la responsabilidad de dirigirse a los no iniciados, y ofrecerles un servicio cultural ambicioso y trasversal, que convierta el arte en cultura, que ponga en relación las artes entre sí, y que fomente el diálogo entre la creación contemporánea y la tradición, con la meta de sensibilizar a nuevos públicos.

Las otras artes visuales como el cine o la fotografía, junto a la ciencia, la música, la filosofía o el teatro son formas de enriquecer la lectura de la colección, de cumplir con la obligación de extender el conocimiento y de llegar a sectores sociales alejados tradicionalmente de los museos.

5. Proyectos de integración social

Los museos están ahí para todos, sin excepción alguna. Este Museo se compromete a promover la igualdad de acceso de toda persona a la cultura. Esto implica fomentar, por un lado, la plena accesibilidad física y mental y, por otro, la participación de la sociedad en la vida del Museo.

Para ello colabora con prisiones, asociaciones de vecinos, hospitales, construyendo proyectos estables y adaptados a las necesidades de personas afectadas por las situaciones más precarias y socialmente desfavorecidas (emigrantes, enfermos, discapacitados físicos y psíquicos).

Estas acciones son fundamentales para el proyecto del Museo y los valores que representa: la apertura, el diálogo, el respeto.

6. Publicaciones

Un museo sólo puede difundir bien su colección si la conoce a fondo. El trabajo de investigación altamente especializada que desarrollan los museos se traduce en una intensa labor de divulgación científica a través de sus publicaciones. Desde de su reapertura en el año 2009, el Museo ha editado una decena de publicaciones, entre las que destaca el Catálogo de la colección permanente, los catálogos de las exposiciones temporales así como recuperaciones de obras de referencia en relación con su colección.

7. Nuevas tecnologías

Poner en evidencia nuestra apuesta por la innovación tecnológica y el acercamiento de la cultura, atender al público que se relaciona con el Museo a través del medio digital, todo ello mediante el desarrollo de nuevas aplicaciones que completen la que ya existe del Museo Nacional de Escultura, de carácter más general.

8. Adquisiciones

El Museo continúa enriqueciendo sus colecciones a través de la recepción de obras que adquiere y le asigna el Estado. Los grandes mecenas y particulares pueden participar en este proyecto, adquiriendo una obra de calidad garantizada, BIC o incluidos en el Inventario General y donándola al Museo, beneficiándose de una fiscalidad que da derecho al 25 % de reducción en el IRPF y al 35 % de reducción en el Impuesto de Sociedades. Los patrocinadores pueden igualmente apoyar el trabajo de restauración de una obra o conjunto.Salto de línea

Subir