Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Visita
  3. Colección visitable
  4. Barroco

Volver

Barroco

Artesonado de la sala 19

El siglo XVII es un siglo protagonizado por las guerras religiosas, la ofensiva contrarreformista del Papado y el autoritarismo monárquico. En este contexto, la Iglesia encarga las obras, impone los temas y dirige el pensamiento. Las artes plásticas se convierten de este modo en arma de propaganda primordial, representando éxtasis, visiones celestes, el suplicio sangriento, la renuncia mundana o la ansiedad espiritual

Gregorio Fernández, los Carducho, Martínez Montañés, Alonso Cano, Pedro de Mena, Ribalta o Zurbarán, en focos locales muy activos, como Valladolid, Granada o Sevilla, pusieron toda la fuerza plástica del Barroco al servicio de la imagen, alcanzando una alta temperatura expresiva, tomada en buena parte del lenguaje teatral. Es el triunfo del "engaño", el gran tópico del siglo.

El Barroco se prolongó en España durante varias décadas del siglo XVIII, aunque de manera más ecléctica y moderada debido a la llegada de los Borbones, la pacificación social, el afrancesamiento de la cultura y el pensamiento ilustrado.

Escultores como Salzillo, Villabrille, González Velázquez o Carmona, con matices propios, componen ese paisaje ecléctico, en el que los modelos tardobarrocos conviven con la sensualidad rococó y el frío purismo neoclásico.

Sala 14. Política de la imagen Pulse para ampliar
Cristo yacente de Gregorio Fernández Pulse para ampliar
Magdalena penitente de Pedro de Mena Pulse para ampliar
El siglo XVIII: hacia una nueva sensibilidad Pulse para ampliar
Vista de la sala 20 Pulse para ampliar
Santa Faz de Zurbarán Pulse para ampliar
Paso de la Sexta Angustia de Gregorio Fernández Pulse para ampliar
Plano de las salas del Barroco Pulse para ampliar
Subir