Ud está aquí:
  1. Portada
  2. Qué ver
  3. Exposiciones temporales

Exposiciones temporales

Sorolla. Un jardín para pintar
Fuente y rosal de la Casa Sorolla, 1918. (Primer jardín) Pulse para ampliar
Jardín de la Casa Sorolla, h. 1918 (Segundo jardín) Pulse para ampliar
tercer jardín Pulse para ampliar
El patio andaluz de la Casa Sorolla Pulse para ampliar
Sello año europeo del patrimonio cultural

Sorolla. un jardín para pintar

7 de julio de 2018 - 20 de enero de 2019

Comisariada por María López, Consuelo Luca de Tena y Ana Luengo

La gran pasión de Joaquín Sorolla fue pintar, pero sobre todo al aire libre, observando el juego continuo de la luz natural. A lo largo de su vida creció en él el deseo de tener un jardín propio.Sorolla había empezado a pintar jardines en 1906 en La Granja, pero cuando le llegó el momento de diseñar el suyo, a partir de 1910, la inspiración decisiva le vino de los jardines andaluces: la Alhambra de Granada y el Alcázar de Sevilla, que había pintado repetidas veces a partir de 1908. Los numerosos dibujos en que fue garabateando sus ideas nos hacen vislumbrar la atención que prestó a su proyecto, el continuo hervor de su imaginación. Paralela en el tiempo al gran encargo de los murales de la Hispanic Society of America, diseñar y plantar su jardín fue la diversión y el alivio de sus últimos años. Los cuadros del jardín de Sorolla son las obras de un pintor sabio y maduro, que, en la cumbre de su vida y de su fama, pinta ya solo por su placer.

Dosier de prensaPDF

Organizado por:

Con el patrocinio de:

Para evitar colas innecesarias, el Museo Sorolla les recomienda comprar la entrada onlineLink externo

Línea horizontal
Subir