Ministerio Educacion, Cultura y Deporte

Museo de América

Sombrero de Plumas
Estás aquí
  1. Las colecciones
  2. Historia del Tesoro de los Quimbayas
  3. Los 10 errores más frecuentes sobre el Tesoro de los Quimbayas

Los 10 errores más frecuentes sobre el Tesoro de los Quimbayas

1.- España expolió el tesoro a Colombia. FALSO. El Tesoro llegó a España en 1892 de forma totalmente legal y gracias a la generosidad del pueblo y del Gobierno colombianos en época republicana, por iniciativa de su presidente Carlos Holguín, aunque fue entregado por el siguiente gobierno de Rafael Núñez como regalo institucional a la Corona Española.

2.- En España se encuentran cientos de piezas expoliadas de los Quimbayas. FALSO. Durante la época colonial sin duda se expoliaron tumbas prehispánicas cuyo material también fue fundido para obtener lingotes, costumbre que perduró en época republicana y se acrecentó con la recolonización de nuevos territorios despoblados, como el Quindío, durante la segunda mitad del siglo XIX. España solo conserva el conjunto de piezas que forman el regalo institucional del gobierno colombiano conocido como “Tesoro de los Quimbayas”. El resto del hallazgo, formado por cientos de piezas, se encuentra disperso por varios países o ha desaparecido fundido tras su descubrimiento en 1890

3.- La repatriación es la reparación de un acto ilícito de expolio. FALSO. El “Tesoro de los Quimbaya” llega a España como regalo realizado a iniciativa unilateral, voluntaria y libre del propio gobierno de Colombia, no como fruto de un expolio ni otro tipo de acto ilícito realizado por España. Las reclamaciones internacionales de restitución de bienes expoliados, como el expolio nazi o situaciones similares con las que se ha querido comparar, son producto de actos ilícitos cometidos por diferentes países e instituciones.

4.- La actuación de España con los quimbayas es comparable al genocidio de los judíos. FALSO. La comparación del “exterminio quimbaya” con el de los judíos, denota la falta de conocimiento histórico, básicamente porque los quimbayas “clásicos” que elaboraron el Tesoro, no existían ya a la llegada de los españoles.

5.- El regalo fue un acto ilícito por parte del Gobierno colombiano al no haberse solicitado autorización del Congreso. FALSO. Se trata de un regalo totalmente legal, realizado a iniciativa del presidente Carlos Holguín, y sin oposición por parte del Congreso tras su notificación. En una vista celebrada en el Tribunal Constitucional, representantes del Gobierno colombiano actual (28 enero 2016) manifestaron que el obsequio fue “legítimo y revestido de legalidad”, incluso que esta donación fue una “manifestación unilateral que según el gobierno fue hecha de acuerdo con el régimen jurídico interno vigente entonces ”.

6.- España se apropió de todo el material que Colombia exhibió en la Exposición Histórico Americana en 1892. FALSO. La exposición fue una gigantesca obra realizada con el esfuerzo de todos los países colaboradores, entre ellos Colombia. A su finalización, las 121 piezas del Tesoro se quedan debido a su donación, pero el resto del material colombiano se trasladó a la Exposición Universal Colombina de Chicago (World’s Columbian Exposition) que tuvo lugar un año después, en 1893. Al finalizar la exposición posteriormente fueron vendidas en Estados Unidos por sus propietarios colombianos. A excepción del Tesoro, ni en el Museo de América, ni en ningún museo español, se quedó ningún material colombiano de esta exposición universal.

7. No hay más objetos quimbaya que los del llamado “Tesoro Quimbaya”. FALSO. El conjunto más importante localizado hasta la fecha es el del actual “Tesoro Quimbaya”, sin embargo, museos de todo el mundo y obviamente los museos en Colombia, cuentan con figuras de caciques, poporos, cascos y adornos “quimbaya clásico” similares a los del Tesoro. La mayoría fueron adquiridos en la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, por ejemplo, entre otros, por: Museo Británico, Museo Etnográfico de Berlín, Museé du quai Branly, Museo de Bremen, Field Museum de Chicago, Metropolitan Museum of Art, Cleveland Museum of Art, Fine Arts Museum de Boston, Peabody Museum, Penn Museum de Filadelfia, o el denominado Tesoro de Antioquía (publicado por Créqui-Montfort, Rivet et al. 1919), además de lo que se conserva en los Museos colombianos y colecciones particulares. El Museo del Oro de Bogotá expone cientos de objetos de oro de culturas precolombinas y el denominado “Segundo Tesoro Quimbaya” encontrado en los años 80s del siglo XX y adquirido por el mencionado Museo.

8.- El Museo de América tiene escondido el Tesoro original y sólo expone una réplica del mismo. FALSO. Efectivamente existe una réplica del Tesoro, cuya diferencia con el original es bastante notable, que estuvo expuesta en el Museo entre 1978 y 1984 fecha en que se cierra el Museo para su renovación museográfica. No obstante, desde la reapertura del Museo de América en 1994, se exponen al público todas las piezas que componen el Tesoro Quimbaya original en la sala dedicada al mundo funerario.

9.- Las figuras del Tesoro son de oro macizo. FALSO. La composición metalográfica de los objetos del Tesoro incluye aleación de oro, cobre y plata en diferentes proporciones. Exceptuando las pequeñas cuentas de alguno de los collares, ninguno de los objetos que integran el tesoro es de oro macizo. Es indudable el valor del metal de estos objetos, pero son extraordinarios no por este motivo, sino por la pericia técnica de su fabricación y su calidad estética.

10.- El Tesoro quimbaya nunca ha sido estudiado. FALSO. En diferentes momentos de su historia, tanto en España como en Colombia, el Tesoro ha sido objeto de estudio, especialmente desde la perspectiva histórica, su hallazgo y su donación, pero también desde un punto de vista técnico y artístico. Para comprobarlo solo basta consultar la bibliografía existente. Desde 2011 un proyecto de Investigación del Museo de América con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha realizado estudios arqueométricos para conocer con mayor precisión la composición de los objetos. En 2016 el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, junto al CSIC, publicarán un nuevo estudio que incluye los resultados del mencionado proyecto así como otras contribuciones esenciales para el conocimiento de este excepcional conjunto.

  • Imagen

© Ministerio de Educación, Cultura y Deporte - Gobierno de España