Columna derecha
Ud está aquí:
  1. Inicio
  2. Patrimonio Industrial
  3. Actuaciones
  4. Estudio del paisaje de la industria azucarera de la Vega de Granada

Volver

Estudio del paisaje de la industria azucarera de la Vega de Granada

Identificación

Denominación: Estudio del paisaje de la industria azucarera de la Vega de GranadaSalto de línea Comunidad Autónoma: Andalucía Salto de línea Municipios: Vega de GranadaSalto de línea Fecha del proyecto: Octubre de 2016Salto de línea Estudio realizado por: Pedro Salmerón Escobar, Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE)

Tipologías

Investigación Salto de línea Período Histórico: Siglos XIX y XXSalto de línea Realización: Plan Nacional de Patrimonio Industrial

Motivos de la actuación

La industria azucarera de La Vega, no es un paisaje vivo. Su influjo sobre el territorio comenzó a declinar a mediados del siglo pasado. El cese se produce a comienzos de la década de 1980, momento en el que cierran las últimas instalaciones para la transformación de la remolacha. A nivel conceptual podría identificarse como un paisaje fósil o paisaje vestigio, aquel que en su proceso evolutivo concluyó en un momento del pasado, aunque sus rasgos característicos son visibles materialmente. Estos elementos perceptivos que constituyen la materia de este estudio, se plasman hoy en unas arquitecturas fabriles con un valor patrimonial destacado de hito en el territorio (chimeneas, torres alcoholeras, cercas perimetrales, naves, talleres) y una clara expresión de su articulación en el espacio agrario (estaciones de ferrocarril, apeaderos de tranvía, conexiones viarias). Aunque la remolacha dejó de cultivarse hace décadas, los elementos que facilitaban los procesos productivos y fabriles (regadíos y sistemas de transporte) permanecen en esencia con más o menos cambios.Salto de línea Definir el paisaje de la industria del azúcar en La Vega de Granada, por tanto, resulta complejo por muchas razones. Su influjo hay que contextualizarlo en la histórica personalidad agraria de la comarca y en las consecuencias que directa o indirectamente tuvo sobre esta actividad primordial. Su implantación se realiza sobre los elementos estructuradores de usos agrícolas, de manera que hoy los vestigios fabriles han quedado fosilizados en el paisaje de La Vega, es decir, son evocadores de la fuerte actividad industrial en un espacio donde el motor básico fue y continúa siendo la agricultura. En este sentido, la denominación “paisaje de la industria azucarera de la Vega” responde por definición más a un criterio metodológico, de análisis y estudio de una realidad potente en el pasado, que a una plasmación real percibida hoy en sus procesos.

Objetivos

El objeto del trabajo es la producción y divulgación de conocimiento sobre el paisaje de la industria azucarera de la Vega de Granada constituyéndose como una herramienta que determine sus valores constitutivos, su estado actual y sirva como base para la planificación de futuras actuaciones desde la preservación de su autenticidad y carácter, y en favor de su desarrollo económico sostenible.

Datos históricos:

A finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX las estructuras sobre las que se asienta la sociedad granadina experimentan una gran transformación; ya que siendo una sociedad conservadora, se embarca en una actividad que produce cambios de tipo económico, productivo y social a una velocidad insólita, implantando entre 1882 y 1909, quince ingenios industriales que transformaban la remolacha en azúcar. Salto de línea Esto generó una revolución socioeconómica, que se extendió a las zonas urbanas, renovando las relaciones entre los municipios y las comunicaciones. Granada se convirtió en una urbe dotada de modernos sistemas de movilidad y múltiples vínculos entre la metrópoli y el territorio, especialmente se desarrolló una potente red de tranvías que conecta a la Vega, a la Costa y Sierra Nevada.

Subir