La expedición al pecio de Las Mercedes recupera un cañón y once piezas más de alto valor arqueológico

26 de agosto de 2015

Nota de Prensa

Ver imagen en alta resolución. Sin imagen.
  • Los objetos recuperados han sido elegidos por el peligro de su desaparición y porque permitirán documentar aspectos de la vida a bordo de la fragata
  • Se han realizado estudios oceanográficos y arqueológicos que detallan el estado en el que se encuentran los restos de la fragata, así como su cargamento
  • Constituye la primera excavación subacuática a más de mil cien metros de profundidad realizada por un Estado miembro de la Unión Europea

Hoy ha finalizado, con su llegada al puerto de Cartagena (Murcia), la expedición científica al pecio Nuestra Señora de Las Mercedes, organizada por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en colaboración con el Instituto Español de Oceanografía y la Armada española.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha estado presente para conocer de primera mano todos los detalles y resultados preliminares de esta investigación, que constituye la primera excavación subacuática a más de mil cien metros de profundidad realizada por un Estado miembro de la Unión Europea. Han acompañado al ministro la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación del Ministerio de Economía y Competitividad, Carmen Vela; y el almirante del Arsenal de Cartagena de la Armada Española, Fernando Zumalacarregui.

Se trata, además, del primer descenso realizado por nuestro país para conocer la situación en la que se encuentra el pecio, tras ganar el litigio judicial desarrollado ante el expolio realizado por la empresa cazatesoros Odyssey.

Equipo 100% español
Tras los trabajos preparatorios previos, el pasado 14 de agosto, el buque ‘Ángeles Alvariño’ partió del puerto de Vigo. Hizo parada en Rota (Cádiz) para recoger al resto del equipo de científicos y técnicos que han realizado esta campaña arqueológica pionera para nuestro país. El equipo, dirigido por el director del Museo Nacional de Arqueología Subacuática ARQUA, Iván Negueruela, ha estado integrado por personal de este Museo, del Instituto Español de Oceanografía, del Museo Naval de la Armada Española, expertos en el manejo del R.O.V. (Remote Operated Vehicle), así como un equipo de filmación, que elaborará un documental para difundir la investigación.

A lo largo de la semana que ha durado la campaña, se ha realizado un mapa oceanográfico (‘batimétrico’) con el que se han podido medir las variables que pudieran afectar a la conservación del pecio: salinidad, corrientes, alteraciones de carácter natural, tanto biológico como geológico, entre otras. También se ha configurado un mapa arqueológico de la fragata y de su cargamento, en el que se ha medido, localizado y posicionado un gran número de materiales, se han clasificado visualmente elementos según el tipo de material y estado de conservación, y se han identificado zonas de control.

En el marco de estos estudios se han extraído un total de 12 objetos metálicos, elegidos por estar en riesgo de desaparición, bien por su fragilidad, bien por su ubicación, así como por permitir documentar aspectos de la vida a bordo de la fragata, que enriquecen el conocimiento actual de la misma. Entre estos bienes se encuentran: un cañón pedrero de bronce de 80 centímetros; una maja de almirez de oro; una palmatoria de plata; tres cucharas, un tenedor y tres platos, todos ellos de plata.

Todos estos materiales, tras su restauración en ARQUATec –los laboratorios del Museo Nacional de Arqueología Subacuática-, pasarán a formar parte de la colección del Museo.

La excavación subacuática se ha realizado a una profundidad de 1.130 metros. A pesar de ello, el sistema que se ha utilizado para la retirada de los depósitos de tierra no difiere en cuanto a su precisión y fiabilidad del utilizado habitualmente en la arqueología terrestre.

Los numerosos datos conseguidos en esta campaña serán la base para preparar una segunda expedición con la que realizar un seguimiento del estado de conservación del pecio.

Por último, en homenaje a los que fallecieron en el hundimiento del barco en 1804, se ha depositado una placa de bronce con el texto: “En recuerdo de las víctimas de la fragata Nuestra Señora de Las Mercedes que fallecieron el 5 de octubre de 1804”.

Galería de fotos

Video de la extracción de un cañón pedrero de bronce 

Video de la extracción de platos y cubiertos de plata


En la imagen de la izquierda, como homenaje a los que fallecieron en el hundimiento del barco, se ha depositado una placa de bronce con el texto: “En recuerdo de las víctimas de la fragata Nuestra Señora de Las Mercedes que fallecieron el 5 de octubre de 1804”. En la foto de la derecha, el Liropu, el nuevo vehículo submarino no tripulado (ROV) capaz de operar hasta más de 2.000 metros de profundidad.
 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies

  • Entendido