Ud. está aquí:
  1. Inicio
  2. Prensa
  3. Actualidad
  4. 05
  5. Área Europea de Educación

Los ministros de Educación acuerdan promover los valores comunes y la dimensión europea de la enseñanza, así como avanzar hacia una futura Área Europea de Educación

22 de mayo de 2018

Nota de Prensa

Ver imagen en alta resolución. Marcial Marín y compañía.
  • Reconocen la conveniencia de promover la promoción de los valores europeos comunes, las competencias cívicas y una educación inclusiva para todos ante los desafíos a que se enfrenta la Unión.
  • Tal y como propuso Mariano Rajoy en el Consejo Europeo de Diciembre, se acuerda la celebración voluntaria de un “Día de la Unión Europea” en todos los centros educativos.
  • España apoya una visión ambiciosa de la iniciativa de la creación de un Área Europea de Educación para el año 2025, donde la movilidad, el aprendizaje de lenguas, el reconocimiento de títulos, la puesta en marcha de las nuevas Universidades Europeas y las ventajas de la sociedad digital, refuercen la identidad europea a través de la educación.
  • Se presenta una revisión de las competencias clave, adaptándolas a la realidad de las necesidades de la sociedad, en el sentido de lo que ya se está haciendo en España.

El Consejo de Ministros de Educación de la Unión Europea aprueba una Recomendación para trabajar en común en la promoción de los valores comunes europeos, la educación inclusiva y la dimensión europea en la enseñanza en sus respectivos países. Mediante el trabajo conjunto se aspira a ayudar a la comunidad educativa a vivir la identidad europea en toda su diversidad y reforzar un sentimiento europeo de pertenencia, positivo e inclusivo, que complemente su identidad local, regional y nacional, así como una mejor compresión de la Unión y de sus estados miembros.

Esta Recomendación, impulsada por España desde hace varios años, es fruto de una reflexión en profundidad sobre la necesidad de fomentar el pensamiento crítico, la educación inclusiva de calidad para todos y el dialogo intercultural, a través de la transmisión de valores comunes europeos y un mayor conocimiento de los orígenes, valores y funcionamiento de la Unión Europea. Según datos recientes del Eurobarómetro, el 89% de los jóvenes considera que los gobiernos deberían mejorar la educación en la escuela en lo que respecta a la Unión Europea y a los derechos y responsabilidades que tienen como ciudadanos europeos.

Para ello se propone la puesta en práctica de proyectos destinados a sensibilizar y mejorar la comprensión de la UE en los entornos de aprendizaje mediante una interacción directa con los jóvenes y el apoyo en la formación, difusión y promoción de los valores europeos a través del personal docente.

En concreto, el Gobierno de España ha propuesto realizar acciones concretas en este sentido, tales como el fomento de la participación en comunidades europeas de hermanamiento en el aprendizaje (comunidades E-Twinning) y un aumento significativo de los fondos destinados a los programas de movilidad a través del Programa Erasmus +.

Día de la Unión Europea en los centros educativos

En este mismo sentido, el Consejo de Ministros de Educación de la Unión Europea ha dado también el visto bueno a la propuesta española de que se celebre una vez al año, y con carácter voluntario, un “Día de la Unión Europea” en los centros educativos.

Esta iniciativa, defendida por el Presidente del Gobierno en el Consejo Europeo de diciembre, quiere poner en marcha una acción concreta que permita celebrar y transmitir los valores y beneficios de la Unión a todos los integrantes de la comunidad educativa. Desde España se ha defendido que sólo se puede apoyar, debatir y estimar lo que se conoce ya que, según los datos utilizados, la mayoría de los europeos posee pocos conocimientos y se consideran poco informados del funcionamiento y actualidad de la UE. Con esta iniciativa, que podría ser conjunta de muchos países, se podría paliar este déficit, y fomentar el debate democrático e integrador fruto de la historia y tradición de la Unión.

Trabajo hacia una visión conjunta de un Área Europea de Educación

Para los ministros de educación de la Unión, la educación y la cultura son cruciales para el futuro de las personas y de la Unión Europea como proyecto común. Todos los europeos deberían beneficiarse de los valores y el patrimonio cultural y educativo que Europa supone. Por ello, y aunque las políticas educativas sean competencia exclusiva de los estados de la UE, consideran que se debería incrementar la cooperación intergubernamental en materia educativa, que fortalezca la identidad europea y multiplique las capacidades personales y profesionales de todos los europeos.

Las Conclusiones aprobadas hoy son la respuesta del Consejo de Ministros de Educación a la iniciativa de la Comisión de noviembre de 2017 de fortalecer la identidad europea a través de la educación y la cultura, mediante la cooperación de los Estados Miembros con el fin de alcanzar en 2025 una visión de un Área Europea de Educación. Y a las Conclusiones del Consejo Europeo de diciembre de 2017, donde por primera vez tras dieciséis años los Jefes de Estado y de Gobierno incluyen una referencia explícita a la educación y la cultura.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España ha mantenido que es pertinente avanzar hacia una visión ambiciosa de dicha Área, que suponga intensificar la movilidad y los intercambios, constituir “Universidades Europeas”, avanzar en la cooperación sobre el reconocimiento mutuo de títulos y mejorar el aprendizaje de idiomas que facilite el entendimiento de la diversidad europea.

Revisión del marco europeo de competencias clave

Se ha aprobado una nueva Recomendación relativa a las competencias clave para el aprendizaje permanente, que sustituye a la anterior aprobada en 2006. Su finalidad es revisar el marco de competencias clave para garantizar que refleje la evolución política, social, económica y tecnológica acontecida desde entonces.

La nueva Recomendación aporta importantes actualizaciones con respecto al actual marco europeo, prestando una mayor atención a las competencias básicas y a las competencias transversales, como la creatividad, la resolución de problemas y el pensamiento crítico; y una especial atención al fomento del espíritu emprendedor y a la mejora de la adquisición de competencias en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Además, desde Bruselas se recomienda a los Estados miembros que trabajen en una definición actualizada de las competencias digitales, así como en el refuerzo de la ciudadanía, los valores democráticos y los derechos humanos.
En virtud de la Recomendación los Estados miembros deben apoyar y reforzar el desarrollo de las competencias clave de todas las personas a lo largo de la vida y hacer uso de las buenas prácticas con tal fin.

España ha apoyado la revisión del marco europeo para adaptarlo a las nuevas exigencias, a la vez que ha defendido un enfoque integrado de las competencias clave y la necesidad de involucrar en su enseñanza a toda la comunidad educativa, padres, alumnos, personal docente y comunidad local.

La Universidad, vehículo de desarrollo económico

Durante su intervención en el Consejo de Ministros de Educación, el Secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades ha defendido que las Universidades formen parte de la identidad de la Unión Europea, ya que “son un vehículo para el desarrollo económico, el progreso social, la creación de empleo y un factor de unidad y cohesión nacional y de integración europea”.

En este sentido, Marcial Marín ha asegurado que las universidades constituyen “una de las principales fortalezas de la sociedad del conocimiento”, siendo instrumentos principales para desarrollar la ciencia y el saber necesarios para afrontar los retos de la cuarta revolución, la de la ciencia y la tecnología al servicio de las personas.

Por ello, ha pedido que “se adapten a la nueva realidad”, ya que “tienen importantes retos que afrontar”, entre los que ha destacado la formación del capital humano necesario para incrementar la competitividad de las empresas, la generación de conocimiento científico y tecnológico para impulsar la innovación, y el desarrollo de estructuras que permitan promover la internacionalización.

 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies

  • Entendido