You are here:
  1. Home
  2. Press
  3. Speeches and lectures
  4. 2016
  5. Apertura del Curso Académico de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

Intervención del ministro de Educación, Cultura y Deporte en el acto de apertura del Curso Académico de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

06 de octubre de 2016

Discurso

Excelentísimo Rector Magnífico,
Sr. Secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades,
Sr. Secretario General de Universidades.
Sra. Secretaria del Consejo Social de la UNED,
Claustro de profesores,
Estudiantes,
Señoras y señores, queridos amigos:

Es para mí una satisfacción inaugurar un nuevo Curso Académico de esta Universidad Nacional de Educación a Distancia, que es nuestra Universidad.

Pero además de ser la Universidad del Ministerio, es además una gran institución, símbolo de excelencia, universalidad e innovación, y un orgullo para el conjunto de la sociedad española.

Desde sus comienzos en la década de los 70, la UNED se ha convertido en la mayor universidad de España por número de estudiantes, por oferta académica y por experiencia y prestigio en enseñanza a distancia.

La implantación de la UNED en todo el territorio nacional y su proyección internacional, a través de sus Centros Asociados en España y de sus centros en el exterior en ciudades como Londres, Berlín, París, Lima o Sao Paulo, la convierten en la universidad de la igualdad de oportunidades, porque asegura el acceso a la universidad a todas las personas con independencia de su situación económica, geográfica y laboral.

Pero no quiero sólo resaltar las cifras estadísticas que demuestran la relevancia de la UNED en el ámbito nacional e internacional; quiero, sobre todo, aprovechar esta apertura del curso académico 2016-2017, la segunda en la que participo como Ministro de Educación, para resaltar los principios que guían la actividad de la UNED, y que son elementos imprescindibles para el progreso social, la integración y desarrollo personal y social de los estudiantes, y para el futuro de nuestras universidades.

Señoras y Señores:

La UNED nació con el objetivo de garantizar la igualdad de oportunidades.

Y las posibilidades de desarrollo personal y profesional que la formación ofrece son la mejor garantía de progreso y cohesión social para un país.

Pero la UNED ha ido más allá porque se ha comprometido con el establecimiento y desarrollo de políticas que integren la igualdad de trato y oportunidades entre hombres y mujeres. Así, la UNED pertenece a la Red de Unidades de Igualdad de Género para la Excelencia Universitaria, e impulsa medidas para conseguir la igualdad real.

El centro de Atención a Universitarios con Discapacidad garantiza las mismas oportunidades a los estudiantes discapacitados que al resto de estudiantes de la UNED, a través de la supresión de barreras de acceso y garantía de accesibilidad y diseño para todos en medios electrónicos y materiales didácticos, acciones de sensibilización y formación, e integración laboral de los estudiantes y titulados discapacitados.

La Comisión de Responsabilidad Social vela por la apertura de la UNED a las demandas de formación sociales y locales que las universidades presenciales no satisfacen, como las que surgen en zonas rurales, en el extranjero, o en los centros penitenciarios.

La UNED desempeña un papel clave en el impulso de la innovación, a través de sus programas de formación del profesorado, evaluación de materiales didácticos, investigación institucional, innovación e investigación educativas, Redes de Investigación para la Innovación Docente, y desarrollo tecnológico, que hacen de la UNED una universidad digital, moderna, versátil y adaptada a su tiempo.

También contribuye a la promoción cultural, la investigación en todas las ramas de la ciencia, la técnica y la cultura, el intercambio científico, la movilidad académica y la cooperación para el desarrollo; y lo hace a través de una comunidad universitaria amplia y plural, fundada en conocimientos científicos y culturales que unen y fomentan el progreso y la solidaridad.

Queridos amigos:

La educación superior y la sociedad en la que opera viven en un contexto global en rápida evolución y continuo cambio.

En este complejo proceso, los retos a los que se enfrentan las universidades y las diferentes cuestiones que preocupan al mundo universitario deben afrontarse en el marco de una “Estrategia Española para la Educación Superior”, una estrategia compartida entre el Estado, las Comunidades Autónomas, instituciones, organizaciones y agentes implicados en la educación superior.

Pero permítanme dejar meridianamente claro lo siguiente: yo creo que la Universidad española goza de una “mala salud” de hierro y cumple adecuadamente su función. Y es un buen ejemplo de cómo se vertebra una gran nación como España. Pero, como toda obra creada y ejecutada por seres humanos, es susceptible de mejora. Con ese objetivo, el Ministerio ha puesto en marcha una serie de propuestas para establecer un horizonte común con la comunidad universitaria.

Entre ellas, querría destacar:

- Garantizar el derecho a la educación, con especial énfasis en la discapacidad, a través del Sistema Estatal de becas y ayudas al estudio, al que hemos destinando las mayores partidas presupuestarias de su historia.

- Alinear los objetivos estratégicos nacionales con la Agenda Educativa Europea 2020, compartiendo estrategias e indicadores de cumplimiento.

- Establecer una nueva ordenación de la carrera docente basada en el reconocimiento de la función docente, la movilidad y la incorporación de los mejores.

- Creación de un sistema permanente de información sobre inserción laboral de los egresados universitarios, por universidades y titulaciones, identificar las competencias que requiere el mercado laboral, así como fortalecer la relación entre universidades y empleadores.

- Revisión y simplificación de trámites administrativos relacionados tanto con la gestión como con la evaluación de títulos, de profesores o de otras actividades universitarias, manteniendo la rigurosidad y transparencia.

- Participación de las Universidades en la universidad digital.

- Puesta en marcha de un programa de excelencia universitaria a través de la especialización y la internacionalización de las universidades y sus departamentos.

- Desarrollar un modelo formal y no formal de aprendizaje a lo largo de la vida.

- Creación de un modelo colaborativo, impulsando las comunidades de conocimiento e innovación, la implicación de la sociedad en la Universidad y establecer sinergias entre todos los ámbitos de la educación superior.

- Impulsar el programa Erasmus+, como signo distintivo de nuestra vocación europeísta y nuestro compromiso con los principios y valores que sustentan la construcción de Europa.

- Y una última cuestión de especial relevancia: establecer un nuevo modelo de organización y financiación de las Universidades, basado en la calidad de la oferta académica, dedicación del profesorado y excelencia a partir de sistemas transparentes de contabilidad y resultados en docencia, investigación y transferencia de resultados.

Esta necesidad de un marco estable de financiación es una reclamación histórica del sistema universitario español y por supuesto, también de la UNED como ha recordado recientemente el Rector Tiana en un artículo cuyo título era precisamente “Cómo mejorar la Universidad”.

Comparto la preocupación de toda la comunidad universitaria por esta cuestión. Desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte creemos que un marco económico sostenible es necesario para construir una educación superior de excelencia para el futuro.

Para ello hay que definir objetivos, construir estrategias y adquirir compromisos por todas las partes. Es un trabajo difícil y laborioso, pero es necesario y creo que ha llegado el momento de llegar a un acuerdo que luego se pueda aplicar a la UNED, salvaguardando sus características y preservando su autonomía.

Señoras y señores:

Quiero agradecer expresamente en este acto el clima de colaboración y trabajo conjunto que mantenemos con el equipo de la UNED desde el Ministerio y la Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades y la Secretaría General de Universidades.

No quiero finalizar mi intervención sin mencionar a los estudiantes que hoy comienzan un nuevo curso en la UNED.

Pese al esfuerzo que para la mayoría de vosotros implica la compaginación de vuestros estudios con obligaciones familiares y laborales, quiero felicitaros por vuestra perseverancia y disposición, y animaros a alcanzar vuestros objetivos.

Este año, en el que conmemoramos el séptimo centenario de la muerte de Ramón Llull, quiero concluir con las palabras del filósofo mallorquín que exhortaba a “perseverar, con bondad, en tus empresas”.

Muchas gracias a todos.

 


Íñigo Méndez de Vigo y Montojo
Ministro de Educación, Cultura y Deporte


 

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies

  • Entendido