Ud. está aquí:
  1. Inicio
  2. Prensa
  3. Actualidade do Ministerio
  4. 12
  5. El Museo Nacional de Escultura inaugura la exposición 'Tesoros eléctricos'

El Museo Nacional de Escultura inaugura la exposición 'Tesoros eléctricos', una revisión de la Antigüedad a la luz de la Revolución Industrial

01 de diciembre de 2017

Nota de Prensa

Ver imagen en alta resolución. Lucerna.
  • Alrededor de 80 piezas, facsímiles de orfebrería romana, pinturas y grabados, integran la muestra que permanecerá en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid del 2 de diciembre de 2017 al 11 de marzo del 2018
  • El relato de 'Tesoros eléctricos' se apoya en la propia colección de reproducciones artísticas del museo, así como de préstamos del Museo Nacional del Prado y el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología MUNCYT

La directora del Museo Nacional de Escultura, María Bolaños, ha inaugurado hoy la exposición 'Tesoros eléctricos', que saca a la luz la colección de reproducciones artísticas realizada en el siglo XIX en metal, tras permanecer casi un siglo almacenada. Alrededor de 80 piezas, facsímiles de orfebrería romana, pinturas y grabados, integran la muestra que permanecerá en el Palacio de Villena, sede de exposiciones temporales del Museo Nacional de Escultura de Valladolid, desde el 2 de diciembre de 2017 al 11 de marzo del 2018. El acto ha contado con la presencia de la concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, Ana Redondo.

Una exposición sobre arte y ciencia

Enmarcada en el siglo XIX, la muestra habla de lo que supuso la llegada de la electricidad a la sociedad, hallazgo que parecía encarnar el progreso y que recibió apelativos como «el hada electricidad» o «el fuego del cielo». La comunicación instantánea mediante telegrafía y telefonía, la conquista de la oscuridad con la lámpara incandescente, las pilas y acumuladores fueron algunas de sus sorprendentes aplicaciones, que encandilaron a la población europea a partir de la Exposición Internacional de Electricidad, celebrada en París, en 1881.

En lo artístico, el XIX fue igualmente un siglo tan ansioso de belleza y elegancia como huérfano de ideas propias, y, por ello, proclive a refugiarse en el pasado. La exposición organizada por el Museo Nacional de Escultura, recoge dicho interés por el pasado y por «lo eléctrico», que se conjugan en uno de los inventos de la época, la galvanoplastia, un procedimiento electroquímico que permitía obtener reproducciones metálicas absolutamente fieles, sin daño alguno para los originales y cada vez más perfeccionada.

Una exposición entre la Antigüedad y la Revolución industrial
La mayoría de las obras expuestas son facsímiles de orfebrería romana, espléndidos por su impresionante virtuosismo técnico, la gracia de sus proporciones y su rica ornamentación. Reproducen fielmente tesoros enterrados hace dos milenios, pero fueron fabricados entre fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX para la colección nacional de reproducciones artísticas que pertenece al Museo Nacional de Escultura. Ahora se exhiben por primera vez después de permanecer almacenadas.

El título, 'Tesoros eléctricos', anuncia la singularidad de esta exposición que no ha querido limitarse a la simple y desnuda reunión de un conjunto de delicados facsímiles clásicos, asociándolos a aquel pasado al que imitan pero al que nunca pertenecieron. Más estimulante es considerarlos como objetos fabriles nacidos en plena euforia de la segunda revolución industrial, en las décadas finales del siglo XIX, cuando, a la vez, y no por casualidad, las artes del ornamento experimentaban un reconocimiento y aprecio sin precedentes.

Una exposición sostenible
'Tesoros eléctricos' supone un hito en la gestión de las exposiciones temporales organizadas por el museo, por su voluntad de reciclar mobiliario procedente de exposiciones anteriores, política que en los últimos años la institución ha extendido también a otras actividades. El planteamiento museográfico ha asumido el reto de dar uniformidad a los materiales que ya existían (peanas, vitrinas, tabiques), creando una atmósfera industrial en la que el visitante pueda sumergirse. Así, se ha mantenido el color gris oscuro de anteriores muestras, combinado en ocasiones con el amarillo eléctrico. El tamaño de algunas piezas, ha motivado, además, la colocación de ampliaciones en las paredes, que ayudarán al visitante a apreciar algunos de sus detalles.

Para la ocasión, la Secretaría General Técnica del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha editado un catálogo a modo de glosario sobre la exposición.
El Museo Nacional de Escultura ofrecerá durante los meses de la exposición un programa de actividades que profundizará en aspectos derivados de la misma. Este programa constará de conferencias, conciertos, cine y visitas guiadas para todos los públicos a partir de enero.

Horario de visita
De martes a sábado, de 11 h a 14 h; 16.30 h a 19.30 h; domingo de 11 h a 14 h. Lunes cerrado. Apertura especial, Puente de diciembre
Miércoles 6 de diciembre: Apertura gratuita de 11 h a 14 h
Viernes 8 de diciembre: Apertura gratuita de 11 h a 14 h y de 16.30 h a 19.30 h.

_________________________________________

Dossier de la exposición PDF

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para dar una mejor experiencia de navegación. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies

  • Entendido