Volver

El Cabo Fisterra

Imagen

El término municipal de Fisterra se encuentra en el extremo noroeste de la península Ibérica. Es una franja de territorio que se adentra en el mar y se une por medio de un istmo arenoso al promontorio rocoso de Cabo Fisterra, constituyendo todo ello una pequeña península. La punta del Cabo diferencia las dos costas del término municipal: al oeste mucho más brava y desprotegida, está el final de la Costa de la Muerte; hacia el este, mirando hacia la Ría de Corcubión, se forma la ensenada de Sardiñeiro, la costa más protegida de esta zona.

Lo que ha hecho de este cabo un emplazamiento de singular relevancia es su situación geográfica que hace que, desde aquí, todo lo que alcanza la vista sea mar, convirtiéndose desde la Antigüedad en el finis terrae, el final del mundo conocido, el punto más occidental del Imperio Romano, el punto más occidental de la Vieja Europa. Durante siglos una obligada referencia náutica, un lugar de paso obligado señalizado desde muy antiguo por los viejos fachos y finalmente por el complejo del faro.

Imagen

Con la eclosión del culto a Santiago y la generalización de las peregrinaciones a Compostela se convirtió en la última etapa de los caminos que desde toda Europa convergían en Santiago, lo que venía a enlazar con el primitivo simbolismo del fin del mundo conocido y el comienzo del más allá. Las tradiciones cristianas impulsadas por la iglesia empeñada en erradicar el intenso paganismo cristalizaron en el culto al Cristo de Fisterra y en la fiesta de la Pascua de Resurrección bajo las cuales laten las viejas creencias precristianas y que perduran hasta nuestros días.

Imágenes cedidas por gentileza de la Consejería de Turismo de Galicia.

Formulario de solicitud

Subir